Julio López
está desaparecido
hace 5856 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Carta Abierta al pueblo argentino
Por Coordinadora en Defensa del Gas y de la Vida - Wednesday, Jun. 09, 2004 at 8:27 PM

La Coordinadora en Defensa del Gas y de la Vida de Bolivia envía al pueblo argentino unas líneas en las cuales expresa claramente que en Bolivia no se está en contra de la exportación del gas natural para aliviar la crisis energética que viven las provincias norteñas de ese país. A lo que si se oponen las organizaciones sociales que luchan en Bolivia por la renacionalización de los recursos es a los negociados de Repsol que pretenden ser encubiertos mediante la supuesta exportación de gas natural: La misma “no es sino un negocio entre la REPSOL-Bolivia y la REPSOL-Argentina”, afirma un fragmento de la carta

Hermanos y Hermanas,

Como Uds. sabrán, nosotros, los hombres y mujeres del pueblo sencillo y trabajador de Bolivia, estamos dando dificultosamente una intensa lucha por la reapropiación social de nuestros recursos naturales, hoy en manos de empresas transnacionales. Les escribimos porque queremos explicarles lo que estamos haciendo y buscamos que sepan que necesitaremos su ayuda y que estamos dispuestos a luchar con ustedes.

Hace 4 años, en el 2000 luchamos por la recuperación del agua que en la ciudad de Cochabamba fue entregada a la transnacional Bechtel, en las mismas condiciones lesivas e inaceptables, en las que los sucesivos gobiernos de ustedes han entregado la riqueza argentina: asegurando nada más las ganancias de las corporaciones dueñas y admitiendo, para ello, el alza de tarifas, la discrecionalidad en el abastecimiento y abandonando cualquier noción de "servicio público".

Con esa experiencia, durante 2003 pero principalmente en septiembre y octubre pasados, iniciamos una nueva ola de luchas por la recuperación de nuestro gas, que es la que hoy se conoce como Guerra del Gas.

Desde 1995 la empresa estatal de hidrocarburos que se construyó a lo largo de varias décadas con el esfuerzo de miles de trabajadores bolivianos, fue entregada al capital extranjero. Aquí, en estas tierras altas la privatización se llamó "capitalización", y entre los consorcios que se apoderaron de nuestros recursos petrolíferos están las conocidas REPSOL, de capital español, y también la estadounidense ENRON.

Nuestra lucha en septiembre y octubre pasado, que terminó con la caída de Sánchez de Lozada, fue sobre todo un esfuerzo indígena y popular multitudinario por evitar un nuevo paso en el saqueo general de lo que, nosotros creemos, debe ser patrimonio y riqueza colectiva.

En aquellos meses miles y miles de bolivianos, bolivianas, aymaras, qhechuas, guaraníes y población toda, impugnamos una decisión gubernamental que consideramos totalmente equivocada: vender el gas boliviano a Chile bajo las condiciones de las transnacionales para que, por un lado se industrialice el norte chileno que muchos de nosotros seguimos considerando boliviano; y por otro, parte de ese gas iría a México para servir de combustible de las plantas termoeléctricas semi-privadas que están debilitando a la todavía pública Comisión Federal de Electricidad (CFE) mexicana.

En octubre, cuando echamos al asesino Sánchez de Lozada, el pueblo todo le dijimos al nuevo presidente Carlos Mesa: 1) Queremos una nueva política de hidrocarburos y queremos re-escribir la Ley de Hidrocarburos incorporando los conocimientos y las necesidades de los bolivianos y 2) Queremos hacer una Asamblea Constituyente para volver a construirnos un país donde quepamos todos y no como el actual, donde sólo las corporaciones transnacionales y el capital extranjero están a sus anchas.

Por todo esto, dificultosamente, seguimos pelando aquí dentro, en las tierras bajas, en nuestros valles y en el altiplano. Sin embargo, en los meses recientes el gobierno de Carlos Mesa ha presentado una nueva propuesta de exportación de gas que supuestamente, ahora iría hacia Argentina.

Dicha exportación se plantea realizarla en condiciones similares a las que hemos impugnado en las calles y en los caminos a costa de más de 66 muertos, más de 300 heridos y amputados, decenas de torturados y desaparecidos.

Estos últimos días, la propaganda del gobierno de Bolivia para confundir e intentar convencer al pueblo de Bolivia que exportar gas a la Argentina es algo urgente, se centra en afirmar que existe una crisis energética sobre todo en el Norte de su país, en Salta y Jujuy; y que es nuestra obligación alentar el envío "solidario" del gas a esa región.

Por lo que nosotros hemos investigado, ustedes, el pueblo argentino y sobre todo la población que vive en la zona de la frontera con Bolivia, efectivamente están sufriendo escasez de gas y existe la amenaza de que el próximo invierno se presenten racionamientos de gas y de electricidad. Todo esto nos preocupa mucho, y por eso nos atrevemos a convocarlos a una lucha común por el bienestar de nuestros pueblos, explicándoles nuestras razones:

* Lo que hoy se llama "exportación de gas de Bolivia hacia Argentina", no es sino un negocio entre la REPSOL-Bolivia y la REPSOL-Argentina, para llevar adelante el mismo plan que el pueblo boliviano combatimos en septiembre-octubre de 2003.

* Por lo que sabemos, la REPSOL-Argentina no ha realizado las inversiones en exportación y explotación de gas a las que está comprometida, porque espera, generando una escasez ficticia, presionar al gobierno argentino a fin de conseguir elevar las tarifas. Entendemos que no hay escasez real de gas en su país, sino una maniobra especulativa de esas en las que las corporaciones son expertas, con el objetivo de lograr que cada metro cúbico de gas cueste más a cada familia argentina.

* Además, también hemos sabido que el gas boliviano que ahora se planea exportar hacia Argentina, tendría en realidad, como destino final a Chile y a México. Es decir, exactamente el mismo plan que ya hemos rechazado. Entendemos que por cada gasoducto entre el norte argentino y Buenos Aires, existen nueve ductos hacia Chile, de tal forma que el destino final de la mayor parte del gas que se extraiga de suelo boliviano, insistimos, será para abastecer a las plantas termoeléctricas semi-privadas instaladas ilegalmente en México, que están volviendo cada vez más difíciles las condiciones de vida de los trabajadores electricistas mexicanos.

Por todo lo anterior, nosotros, miembros de la Coordinadora de Defensa del Gas y de la Vida de Bolivia, les decimos a Uds., hermanos y hermanas argentinos:

* Todo nuestro gas para Uds., hermanos y hermanas, pero no en las condiciones impuestas por las transnacionales, a ustedes y a nosotros.

* En la medida en que esta es una lucha debe ser común pues las empresas acaparan los recursos de todos sin distinguir entre nacionalidades, los convocamos a respaldar nuestros próximos combates y a dar sus propias batallas por recuperar lo que ha sido saqueado; nosotros nos comprometemos a respaldarlos a ustedes en lo que vayan decidiendo hacer.

Se habla mucho estos días del Plan de Integración Energética del Cono Sur: nosotros estamos dispuestos a contribuir a ella, pero a una integración entre los pueblos, de acuerdo a las necesidades de los pueblos y en beneficio de los pueblos; no de los negocios de estas amorales transnacionales.

En las siguientes semanas y meses nosotros seguiremos en la lucha y quizá lleguemos a proponernos la re-nacionalización de lo que es nuestro. Esperamos que Uds. nos acompañen en esta lucha, recuperando lo robado en su propia casa y también, como siempre, en la acción solidaria.

Afectuosa y fraternalmente.

Coordinadora del Gas

agrega un comentario