Julio López
está desaparecido
hace 5854 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Río Negro: NO EXISTE USURPACIÓN: ES NUESTRO TERRITORIO
Por Consejo Asesor Indígena - Friday, Jun. 11, 2004 at 1:20 PM
caiandino@red42.com.ar (02944) 455409 Perito Moreno 379. El Bolsón. (8430). Pcia. de Río Negro

Comunicado de Prensa


Consejo A. Indígena

 
Perito Moreno 379. El Bolsón. (8430). Pcia. de Río Negro. Argentina.  TE/Fax; (02944)455409

Correo Elec.: caiandino@red42.com.ar

 


Comunicado de Prensa

06 de junio de 2004

NO EXISTE USURPACIÓN: ES NUESTRO TERRITORIO

 

El 21 de abril de 2004, el Juez de Instrucción de San Carlos de Bariloche, Martín Lozada, dictó el Sobreseimiento definitivo de Leopoldo Villar por la denuncia de usurpación presentada en su contra por, el terrateniente, Edgardo Ramón Fernández, hijo de Rodrigo Ramón Fernández, reconociendo los derechos originarios que tiene Leopoldo sobre el campo, como descendiente y parte del Pueblo Mapuche.

Leopoldo Villar, junto con su compañera Alicia Cayuman y sus hijas, yernos y nietos, vive desde que nació en el Paraje Quili Bandera (cercano a Jacobacci). La actividad de todo el grupo familiar es y ha sido desde siempre la cría de chivas. Teodoro Villar, el padre de Leopoldo, se asentó en la zona en los años 40 y allí formó su familia. En un principio habitaba un puesto de material y luego se mudó a uno de piedra llamado “Aguada del León” donde nació Leopoldo y se crió junto con sus nueve hermanos.

Años más tarde, Rodrigo Ramón Fernández, comerciante de la zona , le ofreció a Teodoro hacerle una casa de material, diciéndole que hiciera un campamento en otra parte del campo, mientras él desarmaba el puesto viejo. Valiéndose de la inocencia de Teodoro, Fernández aprovechó esta promesa para sacarle parte de las tierras alambrando el sector que hoy reclama como de su pertenencia.  Nunca construyó la casa que había prometido. 

A pesar de lo relatado, los Villar nunca dejaron de trabajar con los animales en el campo de Quili Bandera, ni tampoco reconocieron a Fernández ningún tipo de propiedad sobre el mismo.

En enero de este año, Fernández padre e hijo se presentaron en la casa de Leopoldo Villar, en compañía del Oficial de Policía de Ing. Jacobacci, de apellido Rojas. Bajo amenazas e intimidaciones, sin dar mayores explicaciones ni presentar orden judicial alguna, le comunicaron que tenía 24 horas para retirar los animales del campo o de lo contrario se los secuestrarían, anotando datos y tomando las señales de su hacienda. Fernández mintió diciéndole que tenía “título de propiedad” sobre el predio que estaba ocupando, que en ese momento no se lo podía mostrar pero que el mismo se encontraba en poder del Juez.  A mediados de febrero, Fernández introdujo por primera vez  animales en el campo ocupado tradicionalmente por la familia Villar. Estas dos acciones repentinas de Fernández pusieron en alerta a los Villar y en ejercicio del derecho que tienen de proteger su posesión, levantaron un puesto cerca de donde pastorea su ganado. 

El juez dejó libre de culpa y cargo a Leopoldo Villar. Esperamos que la Dirección de Tierras de Río Negro reconozca los derechos tradicionales de Villar cortando la larga cadena de injusticia y racismo que venimos sufriendo. Este organismo provincial debe respetar el dictamen de la Justicia y la ocupación tradicional como lo establece la Constitución Nacional legalizando la situación de la Familia Villar.

De no hacerlo consolidará la supuesta  “legalidad” de uno de los tantos despojos que fueron haciendo rico a los que llegaron detrás de las tropas invasoras de nuestro Territorio, comandadas por el Gral. Roca.

 

MARICI WEU, Diez veces estamos vivos,

MARICI WEU, Diez veces lucharemos,

MARICI WEU, Diez veces venceremos.

 

Consejo A. Indígena – Puelmapu (Río Negro)

agrega un comentario