Julio López
está desaparecido
hace 5722 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

"La obligación esencial del potlach es la de dar"
Por potlach - Friday, Sep. 03, 2004 at 11:25 PM
potlach@gmail.com

.

"La obligación esencial del potlach es la de dar"

Potlach, una práctica antes que un concepto, un lenguaje perdido en la Historia, pero aun vivo en nuestros más bellos ritos: el sexo, el banquete y la embriaguez de la danza, "donde se ve que la dispersión no va hacia el sin sentido, sino que es una modalidad de encuentro con el sentido que pasa a través de la pérdida de centralidad del sujeto". Una economía ya no basada en la acumulación sino en el derroche, en el goce de lo producido. Las sociedades como la nuestra viven de la acumulación de lo que producen, vigilan este excedente de forma celosa. En cambio, cuando hablamos de Potlach nos referimos a los experimentos históricos basados en el gasto improductivo, donde el disfrute deviene general, en ellos nadie puede apropiarse de él, o para decirlo de otra manera, nadie puede
privarnos de este goce.

Buscamos otras formas de pensar/hacer prácticas culturales que se diferencien del espectáculo de masas, y de las miradas reduccionistas y elitistas que piensan que la experiencia cultural es signo de la profesionalización de la propia vida en saberes específicos, aislados unos del otro. Pretendemos romper con una cultura separada de nuestra vida cotidiana, una cultura agotada, cosificada y mercantilizada en la cual no podemos reconocernos ni en sus movimientos más triviales.

El festival, este banquete llamado Potlach, es una forma de crear zonas autónomas, donde el exceso, la intensificación y el derroche generan una vida consumida en vivir en lugar de sobrevivir. Un espacio de ruptura en un contexto regido por la mercantilización de la cultura que no deja lugar al deseo y el don. Un espacio de
intercambio de experiencias, saberes y prácticas comunes, entre personas y colectivos, resistiendo a la dispersión atomizante a la que estamos expuestos. Queremos encontrar una forma de producción diferente, colectiva, creativa, basada en el apoyo mutuo, entrelazada en una red difusa y diversa de grupos, organizaciones, colectivos e individuos.

Proponemos un intercambio ligado a la pasión, fundamentado en la presencia de otras conciencias y en el placer de dar(nos), simultáneo a la satisfacción de recibir. Vivimos en un periodo de taquicardia, de discontinuidades rítmicas (trabajo-ocio, producción-consumo, etc.) que crean un sin sentido del cual nos apropiamos individualmente y reproducimos en forma incesante, necesitamos un sentido que haga saltar por el aire a todas las garantías que poseemos en busca de una subjetividad que permita reconocernos.

Este espacio es un simple laboratorio, un don que se da sin percibir sus límites, una práctica que derrochamos y que esperamos que se esparza como un virus, sin limitarse a espacios y tiempos de excepción. Solo en el dar podemos encontrarnos. Potlach.

agrega un comentario


dar para ser
Por wiwi - Sunday, Sep. 05, 2004 at 12:49 AM

El peso que las relaciones de dominación han tenido en el desarrollo de la historia y su consiguiente translación a la epistemología de las ciencias han velado en muchos casos la posibilidad de construcción de lógicas alternativas. En esta dirección encuentro como un punto en común entender la teoría del don como la piedra angular que explica los mecanismos de intercambio y la circulación de bienes. En Marcel Mauss el intercambio: Dar para recibir. En Maurice Godelier la circulación: Dar para recibir para volver a dar. Y si bien este último tras observar que prácticamente todo entra en la circulación como prácticamente todo puede ser motivo de apropiación, destaca que existen determinados elementos que hacen a la propia constitución identitaria que se sustraen a esos mecanismos ( el ganado sagrado nuer ) en virtud de mantenerlos inalterables en cuanto fundantes y permanentes. Aún queda por explicar, según alcanzo a entrever, una categoría que resonaría por fuera de la lógica de la propiedad y la apropiación de bienes y saberes. Es la que partiría de una visión en la cual la realización del individuo y la sociedad esté en relación con la del semejante o la humanidad como totalidad. La que entiende la libertad extraterritorialmente y la igualdad como un estado de conciencia más que de derecho. Desde esta posición, propia de quienes han avizorado sociedades y mundos posibles más aún pendientes, la formula sería: Dar para ser. Sólo desde esta perspectiva podría explicar como una maestra, jaqueada por las dudas sobre la pertinencia de los contenidos que trasmite, constreñida a un presupuesto que la paraliza, frente a un aula famélica, cada mañana retoma su puesto y su porfía. Y así, da para ser, el que sostiene una olla popular, el que cura, el que consuela, el que calla en la tortura o el que lucha. Casi todos, cuanto más los despropiados, solidarios, impropios para la propiedad, dan para ser.

Este es un extracto de un trabajito que hice para la facu, yo creo que ahí está la clave, en cuestionar a fondo la lógica del capital y permitirnos crear nuevos mundos. Ojala que la fiesta sea un éxito y se repita muchas veces en muchos lados y por mucho tiempo.

agrega un comentario


la nomiNacion
Por magali - Monday, May. 26, 2008 at 9:21 PM

como traspasar los efectos del lenguaje... de las disciplinas... de los prestigios de las autorias... leí este artículo y me encantó poder darme al encuentro con algo que me andaba buscando y no lo identificaba...
tiene que ver con esto del disfrute de lo improductivo en tanto ruptura con la lógica del mercado, del objetivo eficaz, de las metodologías del expert y sus planificaciones, de la búsqueda del otro desde el panikattak, y toda esa fantasmática propia de quienes apostamos por las prácticas artísticas en el contexto social...
y titulé este mensaje con una noción de un amigo, nicolás lelio guigou, que lo traigo para que hable sobre la construcción del nombre, la nominación, como un evento más del estado nación, de la racionalidad estatal--- entonces se me ocurrió que lo potlach puede ser una fuga a la captura estatal, hegemónica, aliada del capitalismo... porque no sé ni me interesa su proveniencia, qué significa, cuál es el mito de fundación, me queda claro y me interesa que designe paradojicamente una práctica y que esta sea el de dar/darse/darme/darnos...
se producen muchas reverberaciones en mí... circularé por mis pagos estas apuestas... gracias
maga

agrega un comentario