Julio López
está desaparecido
hace 4747 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

EL JUEZ FEDERAL CIPAYO Y VENDE PATRIA HECTOR ACOSTA de SAN RAFAEL al servicio de los USUR
Por Rucci - Tuesday, Oct. 04, 2005 at 11:40 AM
rucci70@yahoo.com.ar (Casilla de correo válida)

EL JUEZ FEDERAL CIPAYO Y VENDE PATRIA HECTOR ACOSTA de SAN RAFAEL al servicio de los USURPADORES . Porque no se dedica a controlar el narcotráfico que esta “casi legalizado” en el sur de MENDOZA ????? Claro, para ACOSTA es mas fácil perseguir a “puesteros” y “policias” de poca monta , y estar al SERVICIO DE LOS PODEROSOS ¡!!! Informò : rucci70@yahoo.com.ar el del Barrio el Molino . San Rafael .Mendoza.

EL JUEZ FEDERAL CIPAYO Y VENDE PATRIA HECTOR ACOSTA de SAN RAFAEL al servicio de los USURPADORES . Porque no se dedica a controlar el narcotráfico que esta “casi legalizado” en el sur de MENDOZA ????? Claro, para ACOSTA es mas fácil perseguir a “puesteros” y “policias” de poca monta , y estar al SERVICIO DE LOS PODEROSOS ¡!!!

Informò : rucci70@yahoo.com.ar el del Barrio el Molino . San Rafael .Mendoza.







Puesteros resistieron el desalojo de los malayos

La familia Díaz pasó la noche del domingo arriando sus animales para evitar el desalojo. La Justicia, que impidió el acceso a la prensa, se llevó un pequeño grupo de cabras que será rematado el jueves

·························································································································································

MALARGÜE– La imagen es contundente: la familia Díaz, los únicos puesteros que aún se resisten a abandonar las tierras compradas por los malayos, miran desde arriba de un cerro. Mientras, cien metros más abajo, los representantes de la Justicia Federal se llevan del puesto donde viven hace 30 años un grupo de sus animales.

Por segunda vez en el año, una medida dictada por el juez federal Héctor Acosta (a quien no pudimos consultar ya que se encuentra de licencia) intentó desalojarlos junto con sus animales y esta vez un grupo de gendarmes portando fusiles impidió el acceso de la prensa al puesto. La medida judicial de ayer se cumplió a medias –sólo se llevaron cabras que están en época de parición–debido a esta nueva resistencia de los puesteros.

“Si entregamos los animales estaremos reconociendo la posesión de ellos y habremos perdido la batalla”, aseguraron para defender la postura de arrear hacia zonas más altas la hacienda la noche anterior a la llegada de Gendarmería. “Nunca les firmamos nada a los malayos y desconocemos si son los dueños de las tierras”, contraatacó Silvia Díaz.

En el 2001 el empresario malayo Pakiri Arumugam compró 250.000 hectáreas en Malargüe que incluyen lugares de fuerte atractivo turístico como Valle Hermoso y la zona del Pozo de las Animas. Hoy en día los puesteros –salvo los Díaz– les alquilan las tierras a un costo anual de $900.

En tanto que el ganado desalojado será rematado el jueves, el único dirigente político que acompaña a la familia Díaz, el concejal local José Oyola (PJ), dijo que “esto demuestra la poca capacidad que hemos tenido los dirigentes para tener una ley de tierras que ampare a la gente que vivió toda la vida en el campo”.

Además, el edil cuestionó la jurisdicción de la Justicia Federal en este caso, ya que mientras los representantes de la empresa malaya Nieves de Mendoza afirman que el desalojo se inició por denuncias de robo contra los Díaz –por lo que debería intervenir la justicia mendocina– desde la otra parte ponen sobre la mesa el tema del uso de las tierras.

“Para estos casos tenemos a la justicia mendocina. No entiendo por qué actúa la Justicia Federal usando las instituciones del Estado. Hoy Gendarmería está defendiendo una empresa inglesa”, evaluó el concejal.

Subida junto a su madre y dos de sus sobrinas a un cerro aledaño al puesto, Silvia Díaz expresó que “no estamos en el puesto porque nos presionan para que arreglemos y queremos que vengan personas que no defiendan los intereses de la empresa. Si son los dueños (los malayos) por qué nunca nos presentaron un papel que lo certifique. No nos permitieron leer el expediente en tres años; no nos han respetado los derechos civiles”.

Javier Martín
info@diariouno.net.ar

http://www.diariouno.net.ar/secciones/mendoza/mz3_97196.php





El juez Federal del Sur ordenó rematar ganado de puesteros



Romina, su abuela Elida y Vanesa esperan mientras Gendarmería se lleva los animales.

Walter Samchuk Especial para Los Andes


--------------------------------------------------------------------------------

Una nueva pulseada en el conflicto que enfrenta a los Díaz, una familia de puesteros de Malargüe, y la firma "Nieves de Mendoza", conocida en la zona como "los malayos" se desarrolló en el sureño departamento. Así durante la jornada de ayer, cumpliendo con la medida dictada por el juez Federal Raúl Acosta, se procedió al rodeo, repunte y campeo de los animales en una fracción del campo "El Álamo". También denominado Puesto Agua de la Vaca, con acceso sobre la ruta Nacional 40 y a sólo 35 kilómetros de la ciudad de Malargüe, ocupado hace 30 años por la familia Díaz.

Una veintena de gendarmes fuertemente armados custodiaban el lugar, cuando llegó hasta allí el oficial de justicia Jorge Gambetta, el martillero Cesar Camilo Páez y el administrador de los campos, Luis Ballarini, en representación de la firma "Nieves de Mendoza".

Es que luego de este arreo de ganado, el jueves desde las 10 el martillero Paz procederá a rematar la hacienda de los demandados, sin base y al contado, en el Puesto Rojas o Agua de la Vaca.

Silvia, la menor de los Díaz, una vez más actuó de vocera de la familia, pero en esta oportunidad tuvo que ascender un cerro (a unos 500 metros del lugar) para poder dialogar con Los Andes, ya que por orden judicial no se permitió a la prensa el ingreso al lugar donde se cumplía la medida. Un grupo de puesteros vecinos y algunos gendarmes esperaban la orden para dar inicio al rodeo de los animales.

"Realmente es bastante desalentador. No estamos en el puesto porque el oficial de Justicia, el martillero y Gendarmería están presionándonos, para que arreglemos, para que digamos que no tenemos ningún tipo de derecho", dijo la hermana menor de los Díaz. Y agregó: "No vamos a firmar nada y solicitamos la presencia del juez Acosta u otra autoridad judicial que no sea Gambetta, porque él salió en los medios vestido con una campera de Valle de Las Leñas, entonces eso demuestra que esa persona nunca ha sido imparcial, sino obediente a la empresa", indicó la joven.

Vecinos se acercaron a la zona para formar parte de los arreos y posterior identificación de los animales buscando si hay alguno de su propiedad. Al respecto Silvia expresó que "han buscado a puesteros que no se llevan bien con mi familia porque siempre han tratado de buscar algún conflicto y los han presionado, mintiéndoles como hicieron con nosotros".

Un lugareño, que prefirió no dar su nombre, manifestó que se acercaron a buscar animales que les pertenecen y que creían podían estar en ese campo. "Nos duele que tomen estas medidas, a nadie le gusta que nos desalojen, pero hay muchos puesteros que se llevan mal con los Díaz", dijo.

“Creo que no vamos a recuperar nada, ya todo terminó para nosotros", clamaba con amargura Elida Pavez viuda de Díaz (66), madre de 5 hermanos: Ricardo (45), Fermín (38), Fabián (35), Hugo (28) y Silvia (26). Toda la familia se ha dedicado desde siempre a la cría de ganado caprino y vacuno.



http://www.losandes.com.ar/2005/1004/portada/nota277382_1.htm





El origen del conflicto




--------------------------------------------------------------------------------

Los problemas se remontan a principios de 2002, meses después de que la firma Nieves de Mendoza SA (conocidos como "los malayos") adquirió unas 250.000 hectáreas en Malargüe, incluyendo las 8.000 hectáreas de los Díaz. Entonces, un administrador de los campos -en nombre de la empresa- intentó hacerles firmar una especie de contrato, "pero cómo íbamos a pagar alquiler si nunca lo hicimos y son nuestras tierras, tampoco aceptamos venderlas”, afirman los Díaz quienes tienen en su poder un certificado de posesión con fecha julio del '96, año en que se cumplieron los 20 años de presencia en el lugar.

A fines de 2001 la empresa Nieves de Mendoza adquirió 250.000 hectáreas al sur del río Salado y prometió respetar la presencia de los puesteros. Si bien esta firma figuraba como compradora, la transacción habría sido realizada por un grupo de inversores con el empresario malayo Pakiri Arumugam como cabeza visible. La composición accionaria de Nieves de Mendoza es variada: hay capitales argentinos y europeos, principalmente ingleses, y una parte de origen malayo.







http://www.losandes.com.ar/nota.asp?nrc=277383&nprt=1







agrega un comentario