Julio López
está desaparecido
hace 5771 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

La Banda de Ladrones o Cadena de la Felicidad en la Ciencia Argentina
Por Eduardo R. Saguier - Sunday, Dec. 03, 2006 at 1:52 PM
saguiere@ssdnet.com.ar 4802-2979 Juan F. Segui 3955

Este plan mafioso no hubiera sido posible sin la complicidad de numerosas autoridades, entre las cuales se encuentran todo el staff de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación así como todos los funcionarios de las Secretarías de Ciencia y Técnica de las diferentes Universidades Nacionales, las cuales han tenido mediante las categorizaciones de los denominados Incentivos parte intrínseca en el plan mafioso.

La Banda de Ladrones o Cadena de la Felicidad en la Ciencia Argentina--Agencia-CONICET

por Eduardo R. Saguier
Investigador Independiente del CONICET

El origen de la Agencia Nacional para la Promoción Científico-Tecnológica, dependiente de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, supuestamente obedeció a la necesidad de despojar al CONICET de los fondos con que subsidiaba a sus propios Investigadores de Carrera, so pretexto de que no podía ser Juez y Parte Interesada en la distribución de dichos subsidios.

Pero con el correr de una sola década, lo que comenzó como un sano objetivo de equilibrio académico terminó paradójicamente en las antípodas, pues en los hechos ambos organismos –la Agencia y el CONICET—tergiversaron sus principios originarios fusionando íntimamente sus mutuos intereses. Los cargos de Coordinador de Área, siguiendo la Ley del Toma y Daca, preceden, acompañan o sobrevienen al subsidio. La Agencia subsidia a ciertos y determinados Investigadores del CONICET y en reciprocidad el Directorio del CONICET los designa en sus múltiples Comisiones y mediante su propia Junta de Calificaciones los asciende en la carrera científica. Este plan mafioso tampoco hubiera sido posible sin la complicidad de numerosas autoridades, entre las cuales se encuentran todo el staff de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación así como todos los funcionarios de las Secretarías de Ciencia y Técnica de las diferentes Universidades Nacionales, las cuales han tenido mediante las categorizaciones de los denominados Incentivos parte intrínseca en el plan mafioso.

Estas reciprocidades son producto de códigos, privilegios y prerrogativas no escritas, mediante las cuales se incluye a los eventuales cómplices, se utiliza a los auténticamente prestigiosos para infiltrar a los inescrupulosos y mediocres, y se excluye con medidas punitivas (rechazo de Informes, congelamiento de ascensos, etc.) a los desafectos o a aquellos elementos considerados como peligrosos, porque pueden llegar a socabar el plan mafioso. Con estos códigos no hay forma de arrepentirse, ni de delatar nunca a sus colegas patrones. La denuncia como la delación equivalen al ninguneo y el castigo.

En un principio, el monto de los subsidios comenzó con cifras de cinco dígitos, y más luego alcanzaron los seis dígitos. Por otro lado, en un comienzo el número de Áreas temáticas fue razonable pero con el correr del tiempo se fueron multiplicando vertiginosamente. La fusión de estos dos organismos de ciencia y técnica y la gestación de numerosos nichos de poder académico alcanzó entonces su éxtasis y su fruto ha concluido por fragmentar las filas de los científicos e inducir una suerte de paz de los sepulcros.

Debemos señalar que esta investigación pudo ser hecha merced a la insistencia para que se exhibiera la información oculta en el sitio electrónico de la SECyT, que es falto de total transparencia y cuyo ocultamiento pareciera ser hecho exprofeso. Los cruces entre los diferentes listados fueron hechos a mano, sin software alguno y utilizando sólo la memoria humana, por lo que es muy probable que se hallan escapado muchas otras correlaciones, especialmente la de aquellos que portan apellidos patronímicos (Pérez, Rodríguez, González, Fernández, etc.)

La Agencia y la complicidad de sus Coordinadores de Área

En la Agencia Nacional para la Promoción Científico-Tecnológica, dependiente de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación (SECYT), presidida por el Dr. Lino Barañao, los Coordinadores de Área Jorge Jorrat, Marcelo Cabada, Eduardo Arzt, y Jaime Cerda, se adjudicaron a sí mismos sendos subsidios.

En efecto, en la Convocatoria-2004, el Coordinador del Área de Ciencias Humanas y Sociales Dr. Jorge Jorrat se adjudicó la suma de $209.000; y en la Convocatoria-2003, el Coordinador del Área de Ciencias Médicas Dr. Eduardo Arzt se adjudicó la suma de $210.000; el Coordinador del Área de Ciencias Biológicas Dr. Marcelo Cabada se adjudicó la suma de $210.000, y el Coordinador del Área de Tecnología Química Dr. Jaime Cerda también la suma de $210.000. Y en la Convocatoria-2002, en una clara operación de adelanto de reciprocidades les fue adjudicada igual suma a los que al año siguiente fueron los Coordinadores de las Áreas de Tecnología Informática Dr. Marcelo Frías, de Tecnología de Alimentos María Cristina Añón, y de Economía y Derecho Dr. Luis Beccaria.

Asimismo, a los miembros del Directorio del CONICET Faustino Siñeriz, Carlos Rapela y Dra. Noemí Girbal de Blacha les fue asignada a cada uno en la Convocatoria-2002 la suma de $210.000; y a la Dra. Girbal en la Convocatoria-2005 una suma indeterminada bajo el Código 32.396. Y al Asesor de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación y Director del Observatorio Científico-Tecnológico Dr. Mario Albornoz le fue adjudicada en la Convocatoria-2003 la suma de $128.000, y en la Convocatoria-2005 una suma indeterminada bajo el Código 33.851.

A los Coordinadores de Área, cuya responsabilidad es la de asignar los evaluadores de cada proyecto y que son designados por el Directorio, y que han sido denunciados al comienzo de este escrito, debemos agregar los Coordinadores siguientes:

1) En la Convocatoria-2005 les fue adjudicado subsidios por diferentes montos a los Coordinadores de Área Marcelo Cabada, Juan José Cazzulo, Eduardo Arzt, Alcira Batlle, Juan José Poderoso, Horacio Corti, Alberto Vargas, Luis Gugliotta, y Ana María Antón.

2) En la Convocatoria-2004 les fue adjudicado subsidios por diferentes montos a los Coordinadores de Área Eduardo Cánepa, Mirta Quattrochio, Juan Pablo Paz, Rodolfo Sánchez, Damián Zanetti, Juan Jose Poderoso, Amelia Rubiolo y Verónica Bucala.

3) En la Convocatoria-2003 les fue adjudicado subsidios por diferentes montos a los Coordinadores de Área Carlos A. Balseiro, Juan José Cazzulo, Horacio Corti, Roberto Rossi, Carlos Lanusse, Isidoro Schalamuk, y Ricardo Carelli

4) En la Convocatoria-2002 les fue adjudicado subsidios por diferentes montos a los Coordinadores de Área Gustavo Politis, Luis Alberto Beaugé, Roberto Salvarezza, Ricardo Astini, Beatriz Coira, Hermenegildo Ceccatto, Carlos Gigolo, Luis Mroginski, Maria Cristina Anón, Luis Beccaria y Marcelo Frías.

5) En la Convocatoria-2000/2001 les fue adjudicado diferentes subsidios por diferentes montos a los Coordinadores de Área Eduardo Cánepa, Juan José Cazzulo, Marcelo Cabada, Rodolfo Sánchez, Damián Ravetta, Gustavo Corach, Juan Pablo Paz, Juan José Poderoso, Alcira Batlle, Beatriz Coira, Walter Helbling, Ana María Parma, Alberto Escande, Amelia Rubiolo, Alberto Vargas, Francisco Felipe Garcés, y el actual Presidente de la Agencia Lino Barañao.

En efecto, en la Convocatoria-2005, les fue adjudicado a los Coordinadores del Área de Ciencias Biológicas Marcelo Cabada y Juan José Cazzulo montos indeterminados bajo los códigos 31.660 y 38211; a los de Ciencias Médicas Eduardo Arzt, Alcira Batlle, Juan José Poderoso cifras indeterminadas bajo los códigos 31.541, 32642, y 34.785; al de Ciencias Químicas Horacio Corti una cifra indeterminada bajo el código 32.916; al de Tecnología Energética Alberto Vargas una cifra indeterminada bajo el código 32.438; al de Tecnología Química Luis Gugliotta una cifra indeterminada bajo el código 38.158; y al de Ciencias Biológicas de Organismos Ana María Antón un monto indefinido bajo el código 34.901.

En la Convocatoria-2004, le fue adjudicado al Coordinador del Área de Ciencias Biológicas Dr. Eduardo Cánepa un subsidio por $280.000; al de Ciencia de la Tierra Mirta Quattrochio $223.000; a los de Ciencias Fisico-Matemáticas Juan Pablo Paz $271.000, Rodolfo Sánchez $200.000; y Damián Zanetti $202.000; al de Ciencias Médicas Juan José Poderoso $279.000; al de Ciencia de la Tierra Rodolfo Sánchez $78.802; al de Tecnología de Alimentos Amelia Rubiolo $280.000; y al de Tecnología Química Verónica Bucala $248.000.

En la Convocatoria-2003, le fue adjudicado al Coordinador del Área de Ciencias Matemáticas Carlos A. Balseiro $210.000; al de Ciencias Biológicas Juan José Cazzulo $210.000; a los de Ciencias Químicas Horacio Corti $209.000 y Roberto Rossi $210.000; al de Tecnología Pecuaria Carlos Lanusse $210.000; al de Tecnología Energética Isidoro Schalamuk $206.000; y al de Tecnología Informática Ricardo Carelli $256.000. A propósito, el Coordinador Roberto Rossi, aquí mencionado, sería el mismo que figura en La Nación del viernes 1º de diciembre como habiendo recibido el Premio Sadoski-Bernardo Houssay.

En la Convocatoria-2002, le fue adjudicada al Coordinador de Ciencias Humanas Gustavo Politis $200.000; al de Ciencias Médicas Luis Alberto Beaugé $210.000; al de Ciencias Químicas Roberto Salvarezza $193.000; a los de Ciencias de la Tierra Ricardo Astini $210.000 y Beatriz Coira 204.000; al de Ciencias Físico-Matemáticas Hermenegildo Ceccatto $200.000; al de Tecnología Química Carlos Gigoló $85.000; al de Tecnología Agraria Luis Mroginski $163.000; a la de Tecnología de Alimentos María Cristina Anon $209.000; al de Economía y Derecho Luis Beccaria $121.000; y al de Tecnología Informática Marcelo Frías $206.000.

En la Convocatoria-2000/2001, le fue adjudicada a los Coordinadores del Área de Ciencias Biológicas Eduardo Cánepa $130.000; Juan José Cazzulo $140.000; y Marcelo Cabada $90.000; a los de Tecnología Agraria Rodolfo Sánchez $84.000 y Damián Ravetta $140.000 (este último colaborador del Ing. Víctor Kopp, Director del Área Técnica de Gestión de Subsidios); a los de Ciencias Físico-Matemáticas Gustavo Corach $105.000 y Juan Pablo Paz $90.000; al de Ciencias Médicas Juan José Poderoso $105.000; a la de Ciencias Químicas Alcira Batlle $150.000; al de Ciencias de la Tierra Beatriz Coira $120.000; al de Ciencias Biológicas de Organismos Walter Helbling $130.000; al de Tecnología Pecuaria Ana María Parma $100.000; al de Tecnología Agraria Alberto Escande $105.000; al de Tecnología de Alimentos Amelia Rubiolo $150.000; y a los de Tecnología Energética Alberto Vargas $84.000 y Francisco Felipe Garcés $72.000. En esta última Convocatoria 2000/2001 le fue adjudicada al Prof. Lino Barañao la suma de $140.000; al ex Presidente del CONICET y actual Director General del FONCYT Armando Bertranou $75.000; y a los Decanos Alberto Boveris y Héctor Trinchero $170.000 a cada uno. En la Convocatoria-2005 registra su aparición el ex Secretario de Ciencia y Técnica del Menemismo Juan Carlos del Bello bajo el código 35.196, y la Secretaria de Educación de la Provincia de Buenos Aires Adriana Puiggrós con un monto indefinido bajo el código 38.346. También registra un subsidio el recientemente ascendido a la máxima categoría de Investigador Superior del CONICET Martín Isturiz con una suma indefinida bajo el código 38.197

El Conicet y la complicidad de sus Comisiones Asesoras

La presencia de los miembros del Directorio del CONICET Faustino Siñeriz, Carlos Rapela y Noemí Girbal de Blacha entre los integrantes de la Cadena de la Felicidad de la Ciencia Argentina ha confirmado la sospecha de la existencia de una íntima reciprocidad entre la Agencia y el CONICET. Cruzando la actual lista de integrantes de las Comisiones Asesoras del CONICET, correspondiente al año 2006, con las Listas de los beneficiados por la Agencia-SEPCyT durante el último quinquenio ha dado como resultado casi un centenar de correlaciones, las que revelarían la identidad de los mayordomos de ese falso Parnaso o Banda de Ladrones (como Platón le hace decir a Sócrates en el Libro I de La República), en que se ha convertido la Cadena de la Felicidad aquí denunciada.

Entre los integrantes de la Comisión Asesora de Ciencias Médicas, los que recibieron subsidios en el año 2000/2001 fueron Aldo Mottino con la suma de $105.000; Carlos José Pirola con la suma de $120.000; Oscar Bottasso con un total de $92.000; y Héctor Targovink con el monto de $105.000; en el año 2002 fueron Patricia Elizalde con la suma de $210.000; Ana María Franchi con la suma de $210.000, y la Alicia Belgorosky con la suma de $210.000; en el año 2003, Hugo Daniel Luján recibió la suma de $210.000, y Osvaldo Uchitel la suma de $200.000; en el año 2004 los que recibieron fueron Rodolfo Campos la suma de $279.000; Jorge Geffner la suma de $174.000; María Ángela Lazzari la suma de $280.000; Alicia Mattiazzi la suma de $251.000; Héctor Targovnik volvió a recibir otro monto de $252.000; y Mario G. Murer la suma de $195.000. En este último caso, habría que aclarar que el Dr. Murer había ya recibido en el año 2002 la suma de $110.334. Y en el año 2005, los que recibieron fueron Claudia Capurro una suma bajo el código 32.130; Osvaldo Podhajcer un monto bajo el código 38.011; y otra vez Osvaldo Uchitel una suma desconocida.

Entre los integrantes de la Comisión de Biología Alfredo Juan Castro Vázquez recibió en 2002 la suma de $147.000; y en el año 2005 Miguel Angel Sosa Escudero recibió una suma indefinida bajo el código 33.383; y Marta Dolores Mudry un monto bajo el código 38.001.

Entre los miembros de la Comisión de Química, en el año 2000/2001 María Rita Micaela Hoyos de Rossi recibió un total de $140.000; Manuel López Teijelo la suma de $94.000; y Carlos Previtali un total de $105.000; en el año 2002 el Coordinador Gerardo Burton recibió la suma de $202.000; en el año 2004 los que recibieron fueron Edgardo Durantini la suma de $203.000; Luis Dante Martínez el monto de $160.000; y José Carmelo Pedregosa la suma de $267.000. Y en el año 2005, Carlos M. Previtali volvió a recibir un monto indeterminado bajo el código 32.351. Entre los integrantes de la Comisión de Bioquímica, en el año 2004, la Coordinadora Beatriz Caputto recibió la suma de $280.000; José Luis Bocco recibió $279.000; Horacio Garda recibió la suma de $270.000; Fernando Goldbaum el monto de $280.000; y María Isabel Colombo recibió la suma de $276.000. En este último caso, habría que aclarar que la Dra. Colombo había ya recibido en el año 2002 un monto de $196.771.

Entre los miembros de la Comisión de Matemáticas y Computación Juan Santos recibió en 2002 la suma de $205.000; y Graciela Boente Boente recibió en 2004 la suma de $177.000. Entre los miembros de la Comisión de Física, Ricardo Piegaia recibió en 2002 la suma de $171.249; y en el 2005 recibieron Jorge Fernández Niello una suma indefinida bajo el código 32.757; y Patricia Levstein otro monto desconocido bajo el código 33.623. Entre los integrantes de la Comisión de Astronomía, su Coordinador Pablo J. Mauas recibió en 2005 una suma indeterminada bajo el código 32.408. Entre los integrantes de la Comisión de Ciencias Exactas y Naturales Gerardo Perillo quien desempeña a su vez el cargo de Coordinador de la Comisión de Ciencias de la Tierra, recibió en 2004 la suma de $272.000.

Entre los miembros de la Comisión de Ciencias Agrarias, en el año 2002 Roberto Lecuona recibió la suma de $175.000; y en el año 2003 Sofía Chulze recibió un total de $210.000. Entre los integrantes de la Comisión de Veterinaria, en 2000/2001 Osvaldo Rossetti recibió la suma de $75.000; y en 2002 Enrique Portianski recibió un total de $197.000. Entre los miembros de la Comisión de Ciencias de la Tierra, el Agua y la Atmósfera, en 2000/2001 Analía Artabe recibió $75.000; Sergio Matheos la suma de $85.000; y Alejandro Tosselli la suma de $150.000; en 2002 Carlos Cingolani recibió la suma de $188.167; en 2004 Susana Bischoff recibió un total de $220.000; y en el 2005 los que recibieron fueron nuevamente Analía Artabe una suma bajo el código 32.323; y Alicia Ronco un monto bajo el código 38.350.

Entre los integrantes de la Comisión Asesora de Ingeniería Civil, Mecánica y Eléctrica, el Ing. Guillermo Kaufman recibió en 2005 una suma bajo el código 38.168. Entre los miembros de la Comisión Asesora de Ingeniería y Procesos Industriales y Biotecnológicos en 2000/2001 José Bandoni recibió la suma de $120.000.

Entre los integrantes de la Comisión de Ciencias Humanas, María Isabel Santa Cruz recibió en 2005 una suma bajo el código 38.227. Entre los miembros de la Comisión de Arquitectura en 2000/2001 Beatriz Cuenya recibió la suma de $60.000. Entre los integrantes de la Comisión de Historia y Antropología en 2000/2001 Cristina Bellelli recibió la suma de $92.000.

Entre los miembros de la Comisión Asesora Interdisciplinaria Especial Ad-Hoc de la Gran Área de Ciencias Agrarias, Noemí Walsoe de Reca recibió en el año 2003 una indefinida suma de dinero; y en la de Ciencias Biológicas Stella González Cappa recibió un monto indeterminado, Ricardo Farías $210.000 en 2003, y Rodolfo Ugalde que a su vez desempeña el cargo de Coordinador de la Comisión de Veterinaria y fue Director del Consejo de Investigaciones Científicas (CIC) de la Provincia de Buenos Aires recibió $210.000 en 2003 y $275.000 en 2004.

Entre los integrantes del Comité Asesor del Núcleo Básico de Revistas Científicas les fue adjudicado a Alfredo Bolsi $30.000 en 2000/01, a Dora Barrancos $208.000 en 2004, a Alejandro Rofman $135.000 en 2004, a Marcelo Cavarozzi $204.000 en 2004 y una cifra indeterminada a Stella González Cappa.

Entre los integrantes de la Comisión Ad-Hoc-Recursos correspondiente a las Ciencias Sociales le fue adjudicada a Ana María Lorandi una suma indeterminada y a Víctor Tau Anzoátegui $50.000 en 2000/2001 y un total de $95.000 en 2003.

Entre los integrantes de la Comisión Ad-Hoc de Materiales, Roberto Salvarezza recibió en 2002 la suma de $193.000.

Y finalmente, entre los miembros del Comité Nacional de Ética en Ciencia y Tecnología de la SECYT Stella M. González Cappa, Alberto R. Kornblihtt, Armando Parodi y Otilia Vainstok recibieron jugosos subsidios. ¿Sus otros miembros Roberto Fernánez Prini, Samuel Finkielman, Noé Jitrik, Ernesto E. Maqueda, Fernando O. Ulloa y Aída Kemelmajer de Carlucci tendrán algo para opinar respecto a la Cadena de la Felicidad recientemente descubierta bajo sus narices? ¿Ninguno de estos científicos expertos en temas de ética sospechó ninguna anormalidad?

Conclusiones

En todos estos Listados llaman la atención más de una docena de repeticiones, como ser las de Eduardo Cánepa, Rodolfo Sánchez, Juan José Poderoso, Héctor Targovnik, Mario G. Murer, Osvaldo Uchitel, Víctor Tau Anzoátegui, Carlos M. Previtali, Analía Artabe, María Isabel Colombo, Beatriz Coira y Amelia Rubiolo, quienes aparecen como beneficiarios en repetidas Convocatorias. El de Poderoso parece ser el más llamativo pues también registra un tercer subsidio en el 2005.

Para completar esta investigación faltaría conseguir la Lista de Subsidios del corriente año 2006 y cruzar la Lista de Subsidios de la Agencia con las Listas de las Comisiones Asesoras del CONICET correspondientes a los años 2000/2001, 2002, 2003 y 2004, y así poder comprender el cuadro de gerenciamiento en la Cadena de la Felicidad de la ciencia argentina. Asimismo, quedaría por cruzar esta información con las Listas de Ascensos practicados por la Junta de Calificaciones del CONICET, y con las Listas de los categorizados para los Incentivos producidas por las diferentes Universidades Nacionales.

Finalmente, cabe agregar que la metodología del Toma y Daca o Síndrome de la Calesita, que denuncia el Lic. Carlos Schwartzer en la Lista de Discusión Electrónica Pol-Cien, es la misma que se inauguró en los Premios Bernardo Houssay, que se repartieron en 1987, y que se denunciaron en su oportunidad con nombres y apellidos, y donde uno de sus organizadores integra la actual Junta de Calificaciones del CONICET.

Por último, las preguntas que caben formularse son de orden jurídico y moral: ¿los actos académicos administrados por estos Coordinadores cuentan con validez moral y legal? ¿estamos o no frente a un caso criminal, y en tal eventualidad corresponde o no efectuar una denuncia judicial? ¿De tratarse de un delito los actos de los imputados deberían ser reconsiderados y en ese caso deberían o no restituir los dineros recibidos? ¿Qué pasa con los numerosos proyectos que fueron rechazados y cuyos evaluadores fueron designados por los Coordinadores aquí denunciados? y ¿que responsabilidad le cabría en este entuerto al Presidente del organismo Dr. Lino Barañao y a sus directos superiores Tulio Del Bono y Daniel Filmus?.


Fuente Documental

Convocatoria-2000-2004
http://www.agencia.gov.ar/convocatorias/foncyt_convocatorias_anteriores_pict.php

Convocatoria-2005
http://www.agencia.gov.ar/convocatorias/documentosconvocatorias/TIPO_A_Y_B.pdf

Proyectos No Admitidos en 2004
http://www.agencia.gov.ar/convocatorias/documentosconvocatorias/pict2004_no_admis.pdf

Proyectos No Admitidos en 2003
http://www.agencia.gov.ar/convocatorias/documentosconvocatorias/pict2003_no_admis.pdf

agrega un comentario


¿Es el firmante?
Por desconfiado - Sunday, Dec. 03, 2006 at 7:58 PM

Si buscamos en la guía el teléfono que figura al principio, como el del supuesto autor, hay sorpresa:

(011) 48022979 NO pertenece a ningún Saguier, sino a alguien llamado MENDILAHARZU JAVIER R

Y no hay ningún Saguier Eduardo, en la guía.

En fin...

agrega un comentario


No se quie es
Por pero encontré ésto - Monday, Dec. 04, 2006 at 5:45 PM

Este chabón tiene una web y un blog:

Mirá http://wwwtapiales.blogspot.com/

http://www.er-saguier.org/index_hojas.php


Y fijate que el te: debe ser de la esposa porque mirá ésta dedicatoria:

Dedicatoria de la Obra



a mi abuelo materno
Agustín Isaías de Elía,
quien me enseñó a indagar en el pasado
y afrontar la adversidad.

a mi mujer
María Cristina Mendilaharzu de Saguier,
sin cuya paciencia, abnegación y apoyo
este trabajo no hubiere tenido lugar.

al Prof. Richard J. Walter,
quien confió en mí sin conocerme,
y contribuyó generosamente a mi formación.

y a Jorge Horacio Teste
y Mónica Schteingart de Teste
abogados defensores de presos políticos, cruelmente desaparecidos,
que en tiempos oscuros de nuestra historia alentaron esta obra.




Sobre el Autor
Curriculum Vitae



Eduardo R. Saguier

Dirección postal:
Juan Francisco Seguí 3955 (C1425ACI)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

E-mail: correo@er-saguier.org
Sitio web: http://www.er-saguier.org





I.- EDUCACION

Doctorado: Ph.D.- Washington University, St. Louis, Missouri (USA), August 1982;
Tesis: The Uneven Incorporation of Buenos Aires into World Trade Early in the Seventeenth Century (1602-42). The Impact of Commercial Capitalism under the Iberian Mercantilism of the Hapsburgs ( Dissertation Abstracts International, III-1983, v.43, n.9, p.3087-A, [Michigan : University Microfilms Int., Order No. DA 8302359]);
Maestría: Washington University, St. Louis, Missouri, Agosto de 1980;
Estudios de Licenciatura: Facultad de Ciencias Económicas, Pontificia Universidad Católica Argentina "Santa María de los Buenos Aires", 1961-1966;


II.- EXPERIENCIA

1995 Miembro del Comité Editorial del Colonial Latin American Historical Review (Albuquerque, New Mexico: Spanish Colonial Research Center);
1994 Coordinador de la Sección Argentina del Proyecto de la Monumenta Americae Historica ( La Voz del Interior , 4-II-94; Uno , Mendoza, 1-III-94; y Todo es Historia , n.320, p.95);
1993-94 Coordinador de la Comisión Constitutiva de la Asociación Argentina de Investigadores de América Colonial;
1993-94 Profesor Titular de Historia Argentina I en la Escuela de Ciencia Política de la Universidad del Salvador;
Profesor Titular de un Seminario anual de tesis acerca de la Revolución Inconclusa de Mayo, Universidad de Buenos Aires;
1991-92 Profesor de un Seminario sobre los Origenes de la Revolución de Independencia; Departamento de Historia, Universidad Nacional de Buenos Aires;
1990 Investigador Asociado Adjunto del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Arizona;
1990 Profesor de un Seminario sobre la Composición de los Bloques Históricos en la Transición del Estado Colonial al Estado Burocrático-Autoritario, Departamento de Historia, Universidad Nacional de Buenos Aires;
1989 Profesor de un Seminario sobre Estado, Poder y Parentesco, en el Departamento de Humanidades, Universidad Nacional de la Plata, Provincia de Buenos Aires;
1984-87 Director del Instituto de Historia Argentina y Americana "Dr. Emilio Ravignani", Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires;
1986-97 Investigador Adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científico-Técnicas (CONICET);
1984 Profesor Titular de Introducción a la Historia, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires;
1984-88 Profesor Titular de un Seminario acerca de América Colonial, Universidad de Buenos Aires;
1983 Profesor Asistente, Universidad de la Américas, Puebla, México;
1977-81 Profesor Asistente, Washington University, St. Louis, Missouri,
1967-76 Investigador por cuenta propia, Archivo General de la Nación, Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires, Archivo de Geodesia y Catastro;


III.- BECAS Y PREMIOS

1993 Premio a la Producción Científica y Tecnológica de la Universidad de Buenos Aires (rechazado por el beneficiario, Página 12 , 7-I-1994; La Nación , 10-I-1994; La Prensa , Viernes 7-I-94, p.7; El Mundo (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia), 7-I-1994; y Uno (Mendoza), 23-II-94);
1988-89 Subsidio otorgado por la Universidad Nacional de Buenos Aires;
1977-81 Beca Universitaria, Washington University, St.Louis, Missouri;


IV.- PUBLICACIONES PRE-DOCTORALES

(1973): La Historia de la Formación Social del Río de la Plata a partir de la génesis de su estructura agraria (Buenos Aires: CICSO (Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales), Serie Estudios, 3), reseñada en Romain Gaignard, La Pampa Argentina. Ocuapción-Poblamiento-Explotación de la Conquista a la Crisis Mundial (1550-1930) (Buenos Aires: Ed. Solar, 1989), p.490, nota 158;
(1975): Aportes para el estudio de las leyes económicas que rigieron la formación social del Río de la Plata (Buenos Aires: CICSO (Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales), Serie Polémica, 6);
(1977): "Los testamentos porteños de los siglos XVII y XVIII", Genealogía, Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas (Buenos Aires), n.17, 319ss;


V.- PUBLICACIONES POST-DOCTORALES. LIBROS PUBLICADOS



(1993): Mercado inmobiliario y estructura social. El Río de la Plata en el siglo XVIII (Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, Colección Los Fundamentos de la Ciencia del Hombre, n.108); reseñado por Teresa Suárez en Estudios Sociales (Santa Fé), año 4, n.6, 1994, 190-191; por Samuel Amaral en el Journal of Latin American Studies (Londres), v.26, 1994, part 3, 765-766; por Jorge Troisi en Todo es Historia (Buenos Aires), n.335, 1995, 86; y por Adolfo Luis González Rodríguez en la Colonial Latin American Historical Review (Albuquerque, New Mexico), v.5, n.2, 238-239.
(2002): "A Unitary Process of Big-World History. A Transcendental and Constructivist Perspective in History." Manuscrito publicado en The World History Center (Northeastern University) Este trabajo fue anunciado en H-World, H-Asia, H-Africa, H-Latam, H-Pol, H-ANZAU, H-SAfrica, H-West-Africa, ecofem archives (Studies in women and the Environment) e irtheory
(International Relations Theory) globalaffairs y politicaltheory de Yahoo, en marzo y abril del 2002. Para llegar a este trabajo (1) visitar el sitio World History Center en
http://www.whc.neu.edu y clickear "Research" en el navigation bar, o (2) ir directamente a la pagina de investigacion en http://www.whc.neu.edu/whc/research/research.htm


VI.- PUBLICACIONES POST-DOCTORALES. ARTICULOS PUBLICADOS

(1984a): "The Contradictory Nature of the Spanish American Colonial State and the Origin of Self-Government in the Rio de la Plata Region. The Case of Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", Revista de Historia de América (México: Instituto Panamericano de Geografía e Historia), 97, 23-44; registrado en el Handbook of Latin American Studies ( HLAS ), v.48, 1986, item 2830;
(1984b): "An 'Organic Crisis' in the Spanish American Colonial State. The Case of Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", International Review of History and Political Science (Meerut, India), XXI, n.2, 48-59; registrado en el HLAS , v.48, 1986, item 2832;
(1984c): "Church and State in Buenos Aires in the Seventeenth Century", Journal of Church and State (Waco, Texas), v.26, n.3, 491-515; registrado en el HLAS , v.48, 1986, item 2829;
(1984d): "Economic Impact of Immigration and Commercial Capital on the Emergence of a Rural Bourgeoisie: Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", History of Agriculture (West Bengal, India), vol.2, n.3, 19-67; registrado en el HLAS, v.48, 1986, item 2831;
(1985a): "The Social Impact of a Middleman Minority in a Divided Host Society. The Case of the Portuguese in the Early Seventeenth Century Buenos Aires", Hispanic American Historical Review (Albuquerque), 65 (3), 467-491; registrado en el HLAS , v.48, 1986, item 2833;
(1985b): "Political Impact of Immigration and Commercial Capital on Intra-Colonial Struggles: Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", Jahrbuch für Geschichte von Staat Wirtschafts und Gesellschaft Lateinamerikas (Colonia, Alemania Federal), 22, 143-166; registrado en el HLAS, v.50, 1990, item 2051;
(1986a): "Economic Impact of Indian Immigration and Commercial Capital on the Formation of a Colonial Labor Force. The Case of Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", Revista de Historia de América (México: Instituto Panamericano de Geografía e Historia), n.101, 65-104; rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.40, part A, n.2, 1989, p.389; y registrado en el HLAS , v.52, 1993, item 2296;
(1986b): "Polémicas en Torno a la Gestación de una Sociedad de Clases: Una Hipótesis para el caso de Buenos Aires", Historiografía y Bibliografía Americanistas (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos), v.XXX, n.2, 31-68; registrado en el HLAS , v.52, 1993, item 2773;
(1987): "Economic Impact of Commercial Capital on Credit Transactions: Buenos Aires in the Early Seventeenth Century", Anuario de Estudios Americanos (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos), XLIV, 109-139; rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.40, part A, n.2, 1989, p.390; registrado en el HLAS, v.52, 1993, item 2295;
(1989a): "La Penuria de Agua, Azogue, y Mano de Obra en los Orígenes de la Crisis Minera Colonial. El Caso del Potosí a fines del Siglo XVIII", HISLA, Revista Latinoamericana de Historia Económica y Social (Lima, Perú), n.12, 2o semestre de 1989, 69-81; registrado en el HLAS , v.52, 1993, item 2199;
(1989b): "La Corrupción Administrativa como Mecanismo de Acumulación y Engendrador de una Burguesía comercial local", Anuario de Estudios Americanos" (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos), XLVI, 269-303; rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.42, n.2, 1991, n.5992, p.452;
(1989c): "La Conducción de los Caudales de Oro y Plata como Mecanismos de Corrupción. El Caso del Situado asignado a Buenos Aires por las Cajas Reales de Potosí en el Siglo XVIII", Historia (Santiago de Chile: Pontificia Universidad Católica de Chile), 24, 287-317; registrado en el HLAS , v.54, 1995, item 2445;
(1989d): "La Naturaleza Estipendiaria de la Esclavitud Urbana Colonial. El Caso del Río de la Plata en el siglo XVIII", Revista Paraguaya de Sociología (Asunción del Paraguay: Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos), 26 (74), 45-54; y Estudos Ibero-Americanos (Porto Alegre: Universidade Catolica), v.15, n.2, 315-325; y registr. en HLAS , v.54, 1995, item 2570;
(1990a): "El Combate contra la 'Limpieza de Sangre' en los Orígenes de la Emancipación Argentina.El Uso del Estigma de la Bastardía y el Orígen Racial como Mecanismos de Defensa esgrimidos por las Elites Coloniales", Revista de Historia de América (México: Instituto Panamericano de Geografía e Historia), 110, julio-diciembre 1990, 155-198;
(1991a): "Los Cálculos de Rentabilidad en la Crisis de la Azoguería Potosina. El Refinado del Metal a la luz de ocho Visitas de Ingenios desconocidas", ANDES, Antropología e Historia (Salta: CEPIHA y Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Salta), n.2-3, 117-172;
(1991b): "El Mercado del Cuero y su rol como fuente alternativa de empleo. El Caso del Trabajo a Destajo en las Vaquerías de la Banda Oriental durante el Siglo XVIII", Revista de Historia Económica (Madrid: Centro de Estudios Constitucionales), año IX, n.1, 103-126; más una Addenda en el n.3 de 1991; y registr. en HLAS , v.54, 1995, item 2569;
(1991c): "Nepotismos Provinciales", Todo es Historia (Buenos Aires), Septiembre de 1991, n.291, 4-21;
(1991d): "Transformación del Estado Colonial. Un balance de la cuestión Rioplatense", Ibero-Americana, Nordic Journal of Latin American Studies (Stockholm: Nordic Association for Research on Latin America), v.XXI: 1-2, 3-42;
1991e): "Esplendor y derrumbe de una élite contrarevolucionaria: El clan de los Allende y el ajusticiamiento de Cabeza de Tigre", Anuario de Estudios Americanos (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos), XLVIII, 349-389; y una versión mejorada en Genealogía, Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas (Buenos Aires), n.25, 1992, 211-266; rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.44, Part A, n.3, 1993, n.9432, p.766; y registr. en HLAS , v.54, 1995, item 2568;
(1992a): "La Corrupción de la burocracia colonial borbónica y los Orígenes del Federalismo: El caso del Virreinato del Río de la Plata", Jahrbuch für Geschichte von Staat Wirtschafts und Gesellschaft Lateinamerikas (Colonia, West Germany), 29, 149-177;
(1992b): "La Crisis Minera Colonial en su Fase Extractiva. La Producción de Plata del Cerro del Potosí a la luz de ocho Visitas de Minas inéditas", en Colonial Latin American Historical Review (Albuquerque, New Mexico: Spanish Colonial Research Center), v.I, n.1, 67-100; y en II Reunión de Historiadores de la Minería Latinoamericana (Santiago de Chile: Departamento de Historia de la Universidad de Santiago de Chile), Marzo de 1992, I, 25-45; y registr. en HLAS , v.54, 1995, item 2446;
(1992c): "La Crisis Revolucionaria en el Alto Perú y el Gremio de Azogueros", Historia y Cultura (La Paz: Edit Don Bosco), v.21-22, 111-139;
(1992d): "La lucha contra el nepotismo en los orígenes de las Reformas Borbónicas. La endogamia en los Cabildos de Salta y Tucumán (1760-1790)", ANDES, Antropología e Historia (Salta: CEPIHA y Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Salta), 5, 89-124;
(1992e): "La Crisis de un Estado Colonial. Balance de la cuestión Rioplatense", Suplemento del Anuario de Estudios Americanos (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos), t.XLIX, n.2, 65-91;
(1993a): "El Parentesco como Herramienta de Consolidación del Patriciado Colonial. El caso de las provincias rioplatenses del Virreinato Peruano (1700-1776)", E studios de Historia Social y Económica de América (Alcalá de Henares, Madrid: Departamento de Historia de América de la Universidad de Alcalá de Henares), 10, 61-116;
(1993b): "El Impacto del Internismo en La Circulación de una Elite Política Provincial. Panalistas, Palomas Blancas, y Vicentinos en las cartas del Gobernador Cordobés Garzón, y sus Ministros Domínguez y Díaz (1890-92)", Congreso del Centenario de la Revolución del '90 (Córdoba: Junta Provincial de Historia de Córdoba), tomo I, 161-184;
(1993c): "Las Crisis de Circulación y la Lucha contra el Monopolio Comercial Español en los Orígenes de la Revolución de Independencia", Revista Complutense de Historia de América (Madrid: Universidad Complutense de Madrid), 19, 149-194;
(1993d): "La Crisis Revolucionaria en el Paraguay y el comportamiento de la milicia. La Real Renta del Tabaco como motor de la crisis agraria colonial", Folia Histórica del Nordeste (Resistencia, Chaco), 11, 65-92;
(1993e): "El Notariado como fuente central de la historiografía colonial americana", Revista del Notariado (Buenos Aires: Colegio de Escribanos}, n.834, 743-756; actualmente en un CDRom del Colegio de Escribanos;
(1993f): "La Escasez de Medios de Vida en la Industria Minera Colonial. La provisión de Bastimentos a los Pucheros por los Arquiris, Cancheros, Tamberos, Mañazos y Rancheros en el Potosí del siglo XVIII", Historia. Revista de la Carrera de Historia (La Paz, Bolivia: Universidad Mayor de San Andrés), n.22, 59-72;
(1993g): "La emergencia de una elite revolucionaria en el antiguo Virreinato del Río de la Plata. Balance de una cuestión", Boletín de Historia y Geografía (Santiago de Chile: Universidad Católica Blas Cañas), 10, 79-97;
(1993h): "El mercado de mano de obra indígena, liberta y mestiza y su impacto en la estabilidad de la estructura social. El caso de las encomiendas del interior del espacio colonial Rioplatense (Siglos XVII-XVIII)", Cuadernos de Historia (Santiago de Chile: Universidad de Chile), 13, 69-140;
(1994a): "La Corrupción y los Orígenes de la Revolución de Independencia", Revista Universitaria (Santiago de Chile: Pontificia Universidad Católica de Chile), n.XLIV, 32-35;
(1994b): "Las contradicciones entre el fuero militar y el poder político en el Virreinato del Río de la Plata", Revista Europea de Estudios Latinoamericanos y del Caribe/ European Review of Latin American and Caribbean Studies (Amsterdam: Centro de Estudios y Documentación Latinoamericanos), 56, 55-74, rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.46, Part A, n.3, 1995, n.8829;
(1994c): "El reclutamiento y promoción en la carrera eclesiástica en el Río de la Plata colonial", Revista de Historia de América (México: Instituto Panamericano de Geografía e Historia), 118, 85-138;
(1995a): "El mercado inmobiliario urbano y la movilidad social en la ciudad Rioplatense (siglo XVIII)", Estudios Sociales. Revista Universitaria Semestral (Santa Fé, Argentina), año V, n.8, 77-100;
(1995b): "Las Pautas Hereditarias del Régimen Capellánico Rioplatense", The Americas. A Quarterly Review of Inter-American Cultural History (West Bethesda, Maryland), v.LI, n.3, 369-392, rescens. en Historical Abstracts (Sta. Bárbara, Cal.), v.47, Part A, n.2, 1996, n.5004;
(1995c): "La Crisis Eclesiástica. La lucha interna del clero en el régimen capellánico Rioplatense", Revista de Historia del Derecho "Ricardo Levene" ((Buenos Aires: Instituto de Investigaciones Jurídicas y Sociales "Ambrosio L. Gioja"), n.30, 183-212;
(1995d): "La fuga esclava como resistencia rutinaria y cotidiana en el Buenos Aires del siglo XVIII", Revista de Humanidades y Ciencias Sociales (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia: Universidad Autónoma "Gabriel René Moreno"), v.1, n.2, 115-184;
(1995e): "La transición del Antiguo Régimen colonial-absolutista a la Modernidad liberal-republicana. La naturaleza inconclusa de la Revolución de Independencia. Un debate sin resolver", Revista del Notariado (Buenos Aires: Colegio de Escribanos), n.842, 519-582;
(1995f): "La magistratura como herramienta de contienda política. La Justicia Federal en el siglo XIX de la Argentina", Región y sociedad en Latinoamérica: su problemática en el noroeste argentino (Actas del Primer Congreso de Investigación Social celebrado en Tucumán entre el 6 y el 8 de setiembre de 1995), 113-123;
(1995-96): "El Reino de Chile y su articulación comercial al espacio colonial Rioplatense", Dimensión Histórica de Chile (Santiago de Chile: Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación), n.11-12, 25-44;
(1996a): "La Lucha del Comercio contra los Cabildos, la Iglesia y la Milicia. El fuero consular enfrentado a los fueros capitular, eclesiástico y militar", Boletín de Historia y Geografía (Santiago de Chile: Instituto Profesional de Estudios Superiores Blas Cañas), 12, 96-117;
(1996b): "Charcas y su articulación comercial al espacio colonial Rioplatense. Las presiones mercantiles y el reparto forzoso en el siglo XVIII", DATA. Revista de Estudios Andinos y Amazónicos (La Paz: Revista del Instituto de Estudios Andinos y Amazónicos), 6, 73-95;
(1996-1997): "Los Rectorados y las cátedras de los Colegios Nacionales como espacio de lucha facciosa. El caso de las provincias Argentinas en el siglo XIX", Anuario de Historia de la Educación (San Juan, Argentina: Sociedad Argentina de Historia de la Educación, Universidad Nacional de San Juan, Departamento de Educación), n.1, 135-162;
(1997a): "Las presiones ideológicas en la identidad de una elite dieciochesca. La gestación de una esfera pública y de una conciencia política revolucionaria en el Antiguo Régimen Colonial Rioplatense", Historia y Cultura (La Paz: Universidad Mayor de San Andrés), 24, 73-102;
(1997b): "Los Conflictos entre el Clero y el Estado en el mundo colonial. Las contradicciones entre el fuero eclesiástico y el Patronato Real", Anuario del Archivo Nacional de Bolivia (Sucre, Bolivia), 1997, 201-238);
(1997c): "La descomposición del Autonomismo y el crímen político. El caso del periodista Echevarría en tiempos del segundo Roca", una versión resumida fue compendiada por Gabriela Tijman e ilustrada por Rossana Schoijett, en La Maga (Buenos Aires), año 6, n.294, del miércoles 3 de septiembre de 1997, pp. 8-9, bajo el título "Un antecedente del reportero gráfico José Luis Cabezas. La policía asesina del Presidente Roca";
(1998a): "La Conciliación entre las fracciones de una Elite Dominante. Un intento frustrado de transición pacífica en la Argentina Decimonónica (1877-1880)", Investigaciones y Ensayos (Buenos Aires: Academia Nacional de la Historia), v.48, 391-438;
(1998b): "Las Fracturas Modernas (político-constitucionales) en el orígen de los conflictos provinciales. La autonomía de las elites y las instituciones en la Argentina Moderna", Revista de Historia del Derecho "Ricardo Levene" (Buenos Aires: Instituto de Investigaciones Jurídicas y Sociales "Ambrosio L. Gioja"), n.34, 303-326;
(2003): "La constelación de cortesías, rangos y privilegios en la esfera pública colonial y las fracturas simbólicas. Las disputas del ceremonial cívico y religioso", publicado en la página web de Esteban Ierardo: Temakel; http://www.temakel.com/histsaguierceremonial.htm
(2004): Prebendarismo y Faccionalismo en la Institucionlización del Conocimiento: El caso de la Investigación y la Docencia Argentinas (1989-2003) Archivos Analíticos de Políticas Educativas (AAPE), vol. 12, n.6 http://epaa.asu.edu/epaa/v12n6/


VII.- PUBLICACIONES DIRIGIDAS



Universidad Nacional de Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, Documentos para la Historia Argentina, v.46, Archivo del Brigadier General Juan Facundo Quiroga , III, (1824-25) (Buenos Aires, 1986);


VIII.- LIBROS ACEPTADOS PARA PUBLICACION

(1995a): "Las provincias del norte y su articulación comercial al espacio colonial Rioplatense. Las presiones mercantiles en el siglo XVIII", próximamente en Serie Monográfica (Jujuy: Centro de Estudios Indígenas y Coloniales, Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Jujuy), No. 2;


IX.- ARTICULOS ACEPTADOS PARA PUBLICACION

(1994a): "El Litoral y su articulación comercial al espacio colonial Rioplatense. Las presiones mercantiles y el reparto forzoso en el siglo XVIII", Estudios Paraguayos (Asunción del Paraguay: Centro de Estudios Antropológicos, CEADUC, Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción"), XIX;
(1994b): "El fuero de nobleza y el racismo en los Orígenes de la Emancipación. El Estigma de la Bastardía y del Orígen Racial en las Impugnaciones Matrimoniales y en las Recusaciones Capitulares", Genealogía, Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas (Buenos Aires), n.27;
(1995a): "La corporación mercantil y la movilidad social en el comercio. Buenos Aires en el siglo XVIII", Boletín del Instituto Riva-Agüero (Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú);
(1995b): "El nepotismo y etno-centrismo clerical como instrumentos cristalizadores de la movilidad eclesial. La endogamia en la Iglesia del Río de la Plata (1760-1790)", en Itala de Maman, ed., Los Borbones entre dos Mundos. Europa y América en el siglo XVIII (Cochabamba: Archivo Histórico Municipal de Cochabamba, Alcaldía Municipal de Cochabamba. Casa de la Cultura);
(1997a): "Cimarrones y Bandoleros y el mito de la docilidad esclava en la historia colonial Rioplatense", próximamente en Estudios de Historia Colonial Rioplatense (La Plata: Universidad Nacional de La Plata), n.3;


X.- ARTICULOS EN COLABORACION ENVIADOS PARA PUBLICACION

con José González Ledo (1997): "La fractura literaria en la formación de una conciencia política independiente. El Discurso poético de protesta en las décimas y octavillas de Camboño, Ocampo Ysfrán, Arias Saravia, Vallejos, Melo y Lafuente (Virreinato del Río de la Plata, 1772-1805)", próximamente en Cuadernos de Estudios del Siglo XVIII (Oviedo, Asturias: Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII);


XI.- PROYECTOS DE OBRAS COLECTIVAS

(1993): Monumenta Americae Historica. Colección Documental acerca de la transición del Antiguo Régimen Colonial-Absolutista al sistema de la Modernidad Liberal Republicana, en las provincias y países que pertenecieran al Virreinato del Perú primero y a la Capitanía General de Chile y al Virreinato del Río de la Plata mas luego. (Acta de la 1a. Reunión de la Monumenta Americae Historica . Sección Argentina, celebrada en Córdoba el 5 de Mayo de 1994);
(1998): Guía Teórico-Historiográfica de América Latina y el Caribe (1000-1998). Un Programa Constructivista para la Investigación del Enigma Latinoamericano;


XII.- LIBROS TERMINADOS Y ENVIADOS

Guia "Alexander von Humboldt" (Guía Histórico-Enciclopédica sobre América Latina y el Caribe con comparaciones sobre episodios y fenómenos ocurridos en países del Africa, Asia, Oceanía, Europa y América del Norte). El Thesaurus y sus caracterizaciones, categorizaciones y localizaciones (episodios, fenómenos, hipótesis, paradigmas, teorías, tesis, leyes, modelos, métodos, esquemas, nexos y correlaciones), a considerar para su publicacion electronica como una base de datos por el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Texas en Austin;
"Homeric" Guide (Historic-Encyclopedical Guide and Thesaurus on cultural, political, social and economic structures, events and processes, categorized, characterized and localized, which occurred in countries of Africa, America, Asia, Europe, Middle East and Oceania, from prehistoric times to the present) ;
" Un Debate Inconcluso en América Latina. Cuatro siglos de lucha en el espacio colonial Peruano y Rioplatense y en la Argentina Moderna y Contemporánea (1600-2000)", (una versión preliminar de los nueve primeros tomos existe depositada en la Academia Nacional de la Historia, en Buenos Aires);
Tomo I.- La cultura como espacio de lucha o las fracturas simbólicas, religiosas, literarias, pedagógicas, comunicacionales y científicas, y su incidencia en la estructura de los estados colonial y nacional (Siglos XVIII, XIX y XX) (compuesto de diez [10] capítulos).
Tomo II.- La política estamental, corporativa y fraudulenta como ámbito de disputas (compuesto de ocho [8] capítulos).
Tomo III.- Las hegemonías en el Río de la Plata colonial y moderna o los siglos de conflictos, guerras y acuerdos políticos (1580-1880) (compuesto de ocho [8] capítulos).
Tomo IV.- La crisis política en la Argentina moderna o una década de lucha republicana (1880-1890) (compuesto de seis [6] capítulos).
Tomo V.- La política acuerdista como campo de disputa o dos décadas de combate republicano en la Argentina pos-revolucionaria (1890-1912) (compuesto de cinco [5] capítulos).
Tomo VI.- El apogeo y crisis de la Argentina contemporánea o el siglo de lucha democrática (1912-1999) (compuesto de cinco [5] capítulos).
Tomo VII.- La burocracia civil como espacio de combate faccioso (Cabildos y Justicia).(compuesto de catorce [14] capítulos).
Tomo VIII.- La Iglesia como lugar de contienda en los mundos colonial y nacional (compuesto de nueve [9] capítulos).
Tomo IX.- L a milicia como campo de lucha en las estructuras politicas colonial y nacional (compuesto de nueve [9] capítulos).
Tomo X.- La esfera social y las fracturas étnicas, estamentales y sanguíneas (compuesto de diez [10] capítulos).
Tomo XI.- El comercio y la banca como ámbitos de conflicto de los mundos colonial y nacional o la inmigración y el capital comercial (Siglos XVII, XVIII y XIX) (compuesto de diez [10] capítulos).
Tomo XII.- La economía minera como rubro conflictivo del mundo colonial (Siglos XVII y XVIII) (compuesto de seis [6] capítulos).
Tomo XIII.- La economía agraria como sede conflictiva de los mundos colonial y nacional (Siglos XVII, XVIII y XIX) (compuesto de siete [7] capítulos).

"El comercio a larga distancia y la articulación de un espacio colonial. El crédito en el Virreinato del Río de la Plata a fines del siglo XVIII" (al Centro Editor de América Latina);
"La articulación comercial del espacio colonial Rioplatense. La presión mercantil en el siglo XVIII", enviado al Colegio de Escribanos de la Capital Federal y a enviar al Banco de España, Servicio de Estudios);

agrega un comentario


Carta Abierta al Presidente del ANPCYT Dr. José Lino Barañao
Por Eduardo R. Saguier - Wednesday, Dec. 06, 2006 at 2:13 PM
saguiere@ssdnet.com.ar 011-54-4802-2979 Juan F. Segui 3955

Buenos Aires, 5 de Diciembre de 2006

Carta Abierta al Presidente del ANPCYT Dr. José Lino Barañao

En su réplica a la denuncia sobre la Cadena de la Felicidad recientemente descubierta en el organismo de su dirección, amén del afán por descalificar a su autor con epítetos acerca del supuesto conspiracionismo nacional e internacional que el mismo padecería, el Presidente del ANPCYT confiesa que “…el tema, por su complejidad, amerita una aclaración y una discusión en profundidad.”

Para comenzar, llama poderosamente la atención que en todo el transcurso de su larga gestión administrativa (casi cuatro años) el Dr. Barañao no haya estimado necesario en ese lapso haber discutido con la comunidad académica temas tan delicados y trascendentes. Recién ahora, cuando las castañas queman, cuando la comunidad académica ha sido ninguneada, cuando está harta de tanta injusticia y prepotencia y comienza a despertar del letargo a la que fue sumida, cuando se han quedado sin política y cautivos de los lobbies corporativos y profesionalistas de las diferentes disciplinas científicas y tecnológicas, cuando se ha terminado por privatizar el dominio público mediante anacrónicas divisiones administrativas (FONCYT-FONTAR), y cuando las propias gestiones del Ministerio de Educación, la Secretaría de Ciencia y Técnica y el ANPCYT entraron en crisis y están puestas en tela de juicio, el Dr. Barañao se empeña en demandar desesperadamente la urgencia de un debate.

En principio, el Dr. Barañao presume de emular a las entidades de financiamiento de los países desarrollados (CNRS, National Endowment for the Humanities) y cree que basta con la publicidad de los listados de beneficiarios y la supuesta excelencia académica de los mismos, para garantizar la moralidad de los actos administrativos. Estos actos pueden ser publicitados y hasta cuantitativamente medidos por el INDEC, y sus beneficiarios puede que sean de excelencia, pero igualmente puede ocurrir que los actos administrativos que les dieron origen adolezcan de vicios de procedimiento de tal inusitada gravedad que los vuelvan nulos de nulidad insanable, y lo que es aún peor, que su calidad y creatividad sea soslayada en beneficio de la mera cantidad.

En ese sentido, el Dr. Barañao sostiene que “…nunca se ocultó el financiamiento a los coordinadores”. No obstante, todos los que tratamos desde hace tiempo por conocer dichos Listados, sabemos de la obstinada y sufrida dificultad en obtenerlos. La diagramación de la Página de Inicio de la SECYT es un claro exponente de esas prácticas de ocultamiento destinadas a coartar la libertad de información, las que deberían ser incriminadas penalmente por violación del derecho al acceso a la información pública garantizado por la Constitución Nacional. Por otro lado, si no hubiera sido porque el suscripto desafió al Moderador de la Lista de Discusión Pol-Cien con un escrito titulado “La Banda de Ladrones”; y si no fuera por la obsequiosidad de un beneficiario de dichos subsidios cuya identidad no estoy autorizado a revelar todavía estaríamos como Diógenes con la linterna. Pero lo que no alcanza a cerrar, por mas que el Dr. Barañao se obstine en ocultarlo, es cómo explicar que mientras en el transcurso del quinquenio 2001-2005 se otorgaran a más de un centenar de Coordinadores designados por el Directorio del ANPCYT jugosos subsidios de seis dígitos cada uno --que suman centenares de millones de pesos que están vinculados con la deuda externa y el Banco Mundial-- simultáneamente en igual período fueran rechazados centenares de proyectos con argumentos absurdos, minúsculos y banales (carga horaria insuficiente, carátula fuera de término, falta de firma legal, etc.).

A renglón seguido, el Dr. Barañao establece como único parámetro para la elección de la quincena de Coordinadores de Área temática de que sean “científicos en actividad”, caracterización que revela la catadura burocrática, discriminatoria y agraviante de los funcionarios que idearon esa categoría. Por otro lado, no se le ocurre al Dr. Barañao que existen en la legislación y jurisprudencia nacional y extranjera una muy nutrida Biblioteca que especifica numerosos otros requisitos que se refieren a los impedimentos que generan la ilegal colusión de intereses, los que pueden y deben ser impugnados por vía de la recusación o de la excusación. A continuación, el Dr. Barañao incursiona en un rapto de conmiseración digno de mayor encomio cuando sostiene que “El prohibir la presentación de proyectos a los coordinadores implicaría…una limitación altamente significativa en la idoneidad de los recursos humanos involucrados”. No señor, no se trata de “prohibir” persona alguna. De lo que se trata es de establecer claros criterios públicos acerca de cuáles son las incompatibilidades y cuáles los requisitos imprescindibles para poder ejercer el cargo de Coordinador, más allá de la inobjetable excelencia académica y moral con que deben contar los mismos.

Asimismo, el Dr. Barañao abunda acerca de la excelencia de los criterios adoptados por el Directorio y su Presidencia para la selección de los Coordinadores de Área, rescatando el prurito exigido de que los mismos “no sean objetados por sus pares”. Más aún, el Dr. Barañao se guarda en aclarar que “si bien podría argüirse la existencia de algún favoritismo en dicha asignación no hay evidencias concretas al respecto”. Pero, lo que el Dr. Barañao oculta es que la “objeción de los pares” y las “evidencias concretas de favoritismo” sólo pueden ser ventiladas en una comunidad académica donde no prevalezca el miedo o el temor a las represalias. En su escrito de réplica, el Dr. Barañao oculta también cuales fueron los criterios para que después del 2001 los montos distribuidos subieran de cinco dígitos a cifras de seis dígitos, y tampoco aclara cuáles han sido los criterios para desagregar las Áreas temáticas en múltiples nichos de relevancia disciplinar cada vez más estrecha, hasta caer en sospechosas especializaciones.

Finalmente, el Dr. Barañao muestra por primera vez interés por conocer la opinión personal de un crítico consecuente para saber cómo resolver la presente crisis provocada por los errores y corruptelas de su gobierno, y de su propia gestión como Presidente del ANPCYT. A ello sólo puedo responder que poco importa cual puede ser o no ser mi opinión personal. Lo que si debería contar y preocupar en el imaginario de la clase política que nos gobierna y que exceden por cierto a su persona y a su cargo, es de qué manera construir una comunidad académica democrática; cómo dar lugar a que se expresen y participen los integrantes de una comunidad académica amedrentada; de que forma oxigenar un clima de temor y represalias; cómo hacer para convencerla que denuncie la defraudación sufrida ante la Defensoría del Pueblo de la Nación (defensoria@defensoria.org.ar); cómo hacer para modificar la legislación (Decreto 1661/94) que norma la elección de sólo cinco miembros del Directorio del CONICET de modo tal de extender esa elección a la totalidad de los Presidentes del medio centenar de Comisiones Asesoras que lo componen; cómo hacer para extender la participación democrática en las Universidades Nacionales actualmente gobernadas por cenáculos oligárquicos que niegan la modificación de sus estatutos y la elección directa de sus autoridades; e igualmente cómo hacer para extender la participación democrática al seno mismo de la Agencia (ANPCYT) que Vd. y su Directorio presiden en forma autocrática, discrecional y corrupta, de forma tal de poder ofrecer a nuestro pueblo y al Foro Iberoamericano de Ciencia, Tecnología, Empresa y Sociedad (que se ha reunido esta semana por primera vez en Buenos Aires) un mensaje político que no consista en la mera repetición ritual de lugares comunes; y sí, por el contrario, un proyecto que brinde al mundo entero un modelo de comunidad y participación democrática en los ámbitos del conocimiento, la ciencia y la cultura superador al modelo privatista, economicista y criminalmente guerrerista que actualmente nos ofrece la metrópoli imperial Norteamericana.

En suma, creo sinceramente Dr. Barañao que a Vd. sólo le queda un último gesto de dignidad con el cual paliar los abusos y despropósitos cometidos en su área de responsabilidad, que es la de ofrecer su renuncia indeclinable al cargo con el que se le confiara los destinos de la ciencia argentina. Creo asimismo, que sus dolosos errores no son sólo suyos propios, sino que pertenecen también a todo el arco de gestión correspondiente a la jurisdicción ministerial que lo enmarca, es decir que incluyen al Secretario de Ciencia y Técnica Ing. Tulio del Bono y al Ministro de Educación Daniel Filmus, principal responsable de la política de la cual Vd ha sido --y desearía creer-- un mero e inocente instrumento.

Cordialmente,

Eduardo R. Saguier
Investigador Independiente del CONICET



Mensaje del Presidente del ANPCYT Dr. José Lino Barañao

En una serie de contribuciones recientes el Dr. Eduardo Saguier hace un
exhaustivo análisis del financiamiento otorgado por la Agencia a
coordinadores de esta institución y Directores del CONICET, insinuando la
existencia de una falta de ética cuando no lisa y llanamente de un delito.
Más allá de las peculiaridades de estilo en las denuncias del Dr. Saguier
que todos conocemos desde hace décadas, el tema, por su complejidad,
amerita una aclaración y una discusión en profundidad.

Como bien dice el Dr. Saguier, la Agencia fue creada hace 10 años pero no
con la aviesa intención de sustraer fondos al CONICET sino la de instaurar
un sistema de evaluación por pares, similar a la que existe en otras
entidades de financiamiento en países desarrollados, y que tuviese como
potenciales beneficiarios a investigadores de todo el país,
independientemente de su pertenencia institucional. Como valor adicional,
la coexistencia de dos fondos, el FONCYT y el FONTAR permite la
coordinación del financiamiento al sector público y al privado
contribuyendo a una mayor eficiencia en la transferencia del conocimiento
de uno al sector productivo. La creación de la Agencia permitió obtener un
incremento sustancial en el financiamiento de la investigación científica y
tecnológica. Por otra parte el impacto positivo la Agencia a través de sus
dos fondos, tanto en la producción científica y tecnológica como en la
modernización e innovación en las empresas, ha sido demostrado
concluyentemente en evaluaciones y estudios independientes, el último de
los cuales será publicado próximamente en la página WEB.

El elemento fundamental en el éxito de la Agencia como ente de promoción ha
sido y es un riguroso sistema de evaluación y seguimiento de los proyectos.

En el caso concreto del FONCYT, el sistema de evaluación depende de un
grupo de coordinadores y de un banco de evaluadores externos en el que
existe una proporción significativa de investigadores del exterior.
Los coordinadores (y más recientemente los dos co-coordinadores) de cada
área son designados por el Directorio de la Agencia a propuesta del FONCYT.
Un requisito fundamental para los coordinadores es que, no sólo posean un
conocimiento actualizado de su disciplina sino que además no sean objetados
por sus pares. Sobre esta base se estableció como criterio el que los
coordinadores debían ser científicos en actividad.

Ahora bien, esto plantea el siguiente problema: Dado que (lamentablemente)
la Agencia es el único ente de financiamiento sustancial de la
investigación científica, ¿Cómo evitar el potencial conflicto de intereses
de los coordinadores y al mismo tiempo no provocarles un perjuicio derivado
de la suspensión de su financiamiento?. La primera alternativa ensayada
para solucionar este problema fue el otorgamiento de un subsidio automático
a los coordinadores. No obstante, a posteriori, y debido además a la
incorporación de co-coordinadores, se optó por un sistema mediante el cual
los proyectos presentados eran remitidos a otro coordinador de un área
relacionada quien se encargaba de enviarlos a pares para su evaluación. Si
bien podría argüirse la existencia de algún favoritismo en dicha asignación
no hay evidencias concretas al respecto. Básicamente porque las tasas de
financiamiento de los coordinadores no varía significativamente en relación
a su condición de tales. Existen de hecho proyectos de coordinadores que no
han sido financiados. Obviamente esta situación no se ha hecho pública (más
allá de la publicidad efectuada por uno de los coordinadores precisamente
para demostrar la transparencia del proceso), como tampoco se hace pública
la nómina de los proyectos no financiados del resto de los investigadores.
Cabe destacar además que el listado de proyectos financiados siempre se ha
hecho público para cada convocatoria y por lo tanto nunca se ocultó el
financiamiento a los coordinadores.

Respecto de la ética de este proceso, cabe recordar que la ética se refiere
a la toma de decisiones en un contexto determinado. La opción actual es la
que se ha considerado más conveniente para optimizar la función fundamental
de la Agencia que es asignar fondos sobre la base de la calidad y
pertinencia de los proyectos. El prohibir la presentación de proyectos a
los coordinadores implicaría entonces una limitación altamente
significativa en la idoneidad de los recursos humanos involucrados en el
proceso de evaluación con la considerable pérdida de calidad en dicho
proceso. Esto a su vez implicaría una asignación deficiente de recursos
públicos mucho mayores.

En este contexto es que consideramos que la práctica actual es éticamente
aceptable, al menos hasta que se formule una solución más conveniente.
En este sentido no me queda claro cuál es la alternativa que propondría el
Dr. Saguier.

El autor mencionado hace además una enumeración detallada de los subsidios
recibidos por investigadores que se ha desempeñado ya sea como
coordinadores o como autoridades del CONICET, dejando entrever una oscura
trama de tráfico de influencias. Ahora bien, si el Dr. Saguier profundizase
su estudio probablemente comprobaría que muchos de esos investigadores han
recibido subsidios o premios de otras fuentes, no sólo nacionales sino
internacionales. Llegado este punto habría dos hipótesis: Una, que sería
una ampliación de la teoría conspirativa del Dr. Saguier que llevaría a
postular una conspiración internacional destinada a beneficiar siempre al
mismo grupo de elegidos. La otra sería suponer que esos investigadores son
razonablemente buenos y por eso reciben subsidios y detentan cargos de
coordinadores y/o autoridades sin ser objetados por sus pares.
A priori ambas hipótesis son sostenibles. No obstante, una regla básica del
método científico conocida como “La navaja de Occam” nos dice que entre dos
hipótesis debemos quedarnos con la más sencilla o la que implica el menor
número de supuestos. Por este motivo yo he optado por la segunda.

Dr. Lino Barañao
Presidente
ANPCYT


agrega un comentario


Secuelas de la denuncia y parcial contramarcha de la Agencia
Por Eduardo R. Saguier - Wednesday, Dec. 27, 2006 at 9:11 AM
saguiere@ssdnet.com.ar 011-54-4802-2979 Juan F. Segui 3955

Addenda-VIII-Secuelas de la denuncia y parcial contramarcha de la Agencia

Informamos a los co-listeros que como secuela de las denuncias públicas formuladas en Pol-Cien, las autoridades de la Agencia (ANPCYT) habrían procedido a un tácito reconocimiento de culpa y a una parcial contramarcha en su discrecional repartija de prebendas disfrazadas de subsidios, pero que no alcanza para amortiguar el creciente desprestigio de su Presidente Lino Barañao y de sus superiores el Ministro Filmus y el Secretario Del Bono.

Este persuasivo escarmiento se comprueba cruzando el Listado de la Convocatoria-2005 con la previa lista de postulantes de proyectos en evaluación. Practicando ese cruce se constata la novedad que hoy, después de haberse formulado las denuncias correspondientes, una quincena de Investigadores-Funcionarios –los cuales unos se habrían candidateado a puestos académico-electivos seducidos por el señuelo de un subsidio de la Agencia y otros se habrían dejado embriagar con el abuso de poder-- han sido purgados sin pena ni gloria del registro oficial de beneficiarios. Esta elocuente liquidación de postulantes, a un promedio de $200.000 pesos por cabeza (que son diez veces el subsidio destinado a los Investigadores jóvenes y el equivalente a siete años de salario acumulado como Investigador del CONICET), daría como resultado que se le ha ahorrado al fisco la suma de tres millones de pesos o la friolera de un millón de dólares.

Pese a esta purga, aún restan una multitud de funcionarios en puestos académicos (como el caso del Consejero de Exactas Juan Pablo Paz-UBA-Los Alamos) que a despecho de las denuncias que los incriminaban en forma personal se los ha obcecadamente subsidiado. Los funcionarios purgados del llamado --cuya presencia en la Convocatoria2005 habría violado principios de incompatibilidad insoslayable, constitutivos de una violencia simbólica ilegítima que atenta contra el principio de igualdad y contra las libertades de pensamiento y de cátedra-- serían los siguientes postulantes (acompañados entre paréntesis por su respectiva numeración codificada):

a) la integrante del Directorio del CONICET y Consejera Superior de la UNQ Noemí Girbal de Blacha (32.396) quien ya había recibido en 2002 la suma de $210.000 así como otros subsidios del propio CONICET a las revistas donde publica su clientela académica cautiva;
b) el Secretario de CyT de Exactas de la UNR Roberto Aquilano (32.441);
c) el Decano de Exactas de la UNMdP Gustavo Daleo (34.878);
d) la Secretaria de Investigaciones de la UNMdP Virginia Manzini o Mancini (32.345);
e) la Vice-Decana de Filosofía y Letras de la UBA Graciela Ferraro (38.219);
f) la Vice-Decana de Farmacia de la UNL Yolanda Bolzón de Lombardo (38.157);
g) el integrante de la Comisión Técnica Asesora No5 de la UBA Jorge A. Sarquis (38.291);
h) el Asesor de la SECYT Mario Albornoz (33851), ex secretario de CyT de Shuberoff, que para rechazar su proyecto se alegó una incompatibilidad “por suma de proyectos de un integrante del GR”;
i) los integrantes de la Comisión de Ciencias de la Tierra, el Agua y la Atmósfera del CONICET Ana Lia Artabe (32.323) y Alicia Ronco (38.350);
j) y los Coordinadores de Area del ANPCYT Luis Gugliotta (38.158), Miguel Angel Sosa Escudero (33.383), Marta Mudry (38.001), Alberto Vargas (32.438) y Alcira Batlle (32.642), estos dos últimos reincidentes pues en el 2001 habían recibido la suma de $84.000 y $150.000 respectivamente.

También fue excluido de la Convocatoria-2005 el bioquímico Ricardo Duffard (32.221), marido de la bioquímica Ana María Evangelista de Duffard, quien en el 2004 había sido agraciada con un subsidio de $258.333.

Los co-listeros de Pol-Cien tienen el derecho a conocer con detalle ¿porque razón estos Funcionarios-Investigadores --que se habían postulado en la Convocatoria-2005-- no figuran ahora en la lista de los beneficiados, y si en consecuencia han apelado dicho rechazo? Se los rechazó ¿porqué alguien los evaluó negativamente? ¿porqué tomaron conciencia de la incompatibilidad existente y con ese motivo se vieron compelidos a renunciar al subsidio? o ¿porqué alguien decidió dar marcha atrás debido a la avalancha de denuncias sobre aprobaciones fraudulentas y procedió de oficio?

Fuente Documental

La lista de proyectos PICT 2005 financiados con sus montos respectivos
http://www.agencia.secyt.gov.ar/convocatorias/convocatorias_foncyt_pict2005_abt.php

Convocatoria-2005-Lista de Postulantes
http://www.agencia.gov.ar/convocatorias/documentosconvocatorias/TIPO_A_Y_B.pdf


Cordialmente,

Eduardo R. Saguier

agrega un comentario