Julio López
está desaparecido
hace 6376 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Paraguay: Prensa Oligarca Inicia Fascista Persecución Contra Campesinos y el FSP
Por Altermediaparaguay - Friday, Jan. 23, 2009 at 8:13 PM

No es más que una fase más del Plan Paraguay, copia mediocre del Plan Colombia.

 

Quizás, pensándolo bien, nunca se fue este tipo de prensa. Paraguay se formó y creció durante 68 años con gobiernos de tendencia fascista, dictatorial y autoritaria. Son muchos años, tantos, que lo que es autoritario parece democrático y lo que es democrático se lo presenta como antidemocrático.

 

Así que durante 68 años solo un tipo de prensa, de empresa y estilo de vida se impuso en la sociedad paraguaya, salvo los raros momentos en que hubo momentos de verdadero espíritu democrático que motivó represiones, como cuando la dictadura de Stroessner cerró el periódico abc color. Si no hay capacidad de autocrítica, ni se verá este nefasto y horrible estilo de vida, de pensamiento y de comunicación. Para hacer frente a la falta de autocrítica está la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, disponible en Internet, además de las últimas doctrinas vangüardistas sobre Derechos Humanos, redactadas por notables pensadores humanistas.

http://www.kalvellido.net/wp-content/uploads/2009/01/el-muro-y-el-ghetto.jpg

Contra el muro mediático violador de los Derechos Humanos de los oprimidos. Imagen de El muro y el ghetto. del caricaturista rebelde Kavellido, en referencia al genocidio de Gaza, aplicable también a la persecución contra los campesinos en Paraguay.

Valores democráticos como la libertad de expresión son entendidos y delimitados en dicha jurisprudencia. Estos valores, de rango universal, están contenidos también en nuestra Constitución Nacional. No constituyen un código de ética o de deontología del periodismo, son LEY de cumplimiento obligatorio para todos los ciudadanos democráticos, en especial para aquéllos que ejercen la comunicación en forma profesional. En mi caso me toca la comunicación educativa para la formación de ciudadanía responsable y solidaria.

 

Cuatro valores son claves para el correcto ejercicio de la libertad de expresión, ordenados por su importancia: 1- El Derecho a la Información Veraz 2-La Presunción de Inocencia 3- La defensa del Interés General sobre el particular y 4- La equidad o discriminación positiva en los conflictos de intereses. Estos valores están establecidos como LEY en nuestra Constitución Nacional (artículos 28, 17.1 y 22, 128 y 46, todos respectivamente al orden ya descrito e interpretados según el artículo 45 de la C.N. y según el Pacto San Jośe de Costa Rica y demás tratados internacionales de DD.HH. Junto con la Declación Universal) ya fueron claramente delimitados y aclarados por la CIDH (caso “Ricardo Canese c/ Paraguay”, caso “La Ultima Tentación de Cristo C/ Chile” y otros sobre libertad de expresión) Si estos valores-leyes fundamentales no se cumplen cuando se ejerce la comunicación, no se está actuando dentro de la legítima libertad de expresión democrática, sino dentro de la propaganda antidemocrática.

 

Históricamente, la prensa en Paraguay ha violentado los cuatro valores-leyes fundamentales de la Libertad de Expresión en forma bastante regular. En los últimos años esta violación se ha centrado contra los movimientos sociales y más específicamente contra los líderes campesinos que forman parte del Frente Social y Popular.

 

La virulencia del stronismo vuelve con una fuerza inusitada en la prensa antidemocrática, con su más abyecta doctrina de violación de los Derechos Humanos de los más pobres y humildes. Tampoco escapan los referentes más progresistas del gobierno de Fernando Lugo, pero ellos están en función de gobierno y poder, tienen de por sí bastantes herramientas para defenderse, salvo los casos de instigación a la violencia, apología del delito e intentos de golpe de estado y derrocamientos.

 

Lo peor de la prensa stronista es centrar su violencia propagandística contra los débiles: Los campesinos y el Frente Social y Popular. Enmarcados dentro de una deforme copia del Plan Colombia, el Plan Paraguay de propaganda criminalizadora de los movimientos sociales enarbola la más terrible de las propagandas violatorias de los Derechos Humanos de los dirigentes del Frente Social y Popular, buscando crear dudas, sospechas y hasta acusaciones groseramente infundadas que vinculan al campesinado progresista con el narcotráfico y el EPP ( Ejército Paramilitar Pronarcotráfico, verdaderas siglas de la sucursal paraguaya del brasileño PCC, Primeiro Comando da Capital, cartel del narcotráfico de Brasil) Llegan incluso a involucrar al nobel y ecologista partido Tekojoja (se lee Tekoyoyá y significa unidos e iguales) en las más absurdas tramoyas.

 

Desde la jurisprudencia de la CIDH y la doctrina de los Derechos Humanos la propaganda de esta prensa stronista (por continuar los hábitos del dictador Stroessner) es inaceptable y bajo ningún aspecto se puede calificar como “libertad de expresión” lo que hacen. El Frente Social y Popular tendrá que emitir un comunicado de alcance nacional e internacional, denunciando la violación de Derechos Humanos que está realizando la prensa stronista en Paraguay. El Sindicato de Periodistas del Paraguay debería recordarle a sus asociados que no pueden admitir el ejercicio del periodismo para la violación de los derechos fundamentales.

 

Humildes y estoicos líderes sociales como Elvio Benitez y otros no pueden seguir siendo satanizados solo por el hecho de reclamar lo que es justo: Un país más democrático y menos feudal y oligárquico en lo económico, como el que tenemos actualmente. Se puede criticar la metodología de lucha de estos líderes campesinos, pero no es nada democrático vincularlos con el narcotráfico sin la más mínima prueba conducente a ello, hacerlo o levantar sospechas en tal sentido -como lo hacen ciertos periodistas antidemocráticos- es violar los más elementales Derechos Humanos.

 

O la prensa deja el stronismo antidemocrático o el Frente Social y Popular tendrá que denunciar ante organismos de Derechos Humanos a dicha prensa autoritaria, reservándose el derecho de accionar judicialmente hasta en instancias internacionales, si ello corresponde.

 

 

Abogado Alejandro Sánchez

Activista de Derechos Humanos y Ecologista

Pacifista Solidario Internacional

 

 

*Artículos “periodísticos” que levantan sospechas antidemocráticas contra líderes campesinos:

 

* Conocidos líderes campesinos viven cerca de las plantaciones (artículo con una abierta pretensión persecutoria contra las organizaciones sociales y en especial el Frente Social y Popular, ¿pasible de denuncia ante organizaciones de Derechos Humanos? Eso es algo que debe decidirlo el FSP)

 

 

 

 

agrega un comentario


Continuación de la temática
Por Alejandro Sánchez - Saturday, Mar. 21, 2009 at 12:21 AM

El tema continua en Paraguay: Abierta Guerra Mediática Contra Organizaciones Populares

agrega un comentario