Julio López
está desaparecido
hace 6376 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

ENM: Minga de Mujeres por Colombia
Por Nati ((i)) - Tuesday, Oct. 20, 2009 at 12:07 AM

Como un adelanto de lo que sería el Panel de Feministas Latinoamericanas en Resistencia, las compañeras de la Plataforma de Mujeres Paz con Justicia para Colombia y del Polo Democrático Alternativo - Capítulo Argentina convocaron a la "Minga de Mujeres por Colombia", que se desarrolló a partir de las 21 hs. en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán.

Durante la actividad, se proyectó el documental "Minga de Resistencia Social y Comunitaria en Bogotá", una coproducción de El Andarín y el Colectivo Cultura y Educación, donde muestra la entrada de la masiva movilización a la ciudad de Bogotá.

 

Posteriormente, las compañeras Claudia Castro, Natalia Quiroga; Carolina Pedraza; Rocio Claros y
Lorena Echeverry dieron un breve panorama de la situación del terrorismo de Estado en Colombia, la instalación de las bases militares norteamericanas y la resistencia en el país, y señalaron la importancia de la solidaridad latinoamericana.

Asimismo, dieron lectura al "Saludo al Encuentro Nacional de Mujeres" donde resaltan las iniciativas de resistencia y los logros del movimiento nacional de mujeres de Colombia, de la ruta pacífica de las mujeres, el papel que mujeres como Gloria Cuartas, Gloria Inés Ramírez, Piedad Córdoba, Yolanda Becerra y Aída Quilqué, referente de la Minga de resistencia social y comunitaria, han desempeñado en el mapa de las resistencias nacionales y que por lo mismo han sido violentadas y amenazadas por el Estado; y desde ese lugar reivindican y subrayan la importancia del Encuentro Nacional de Mujeres de nuestro país en la construcción de un mundo donde el cuerpo de las mujeres no sea un territorio de guerra.

Con la enérgica lectura de las consignas: "Basta de violencia sexual contra las mujeres!¡Basta de negociar con los cuerpos de las mujeres!¡Basta de utilizar a las mujeres como trofeo de guerra!!¡Basta de violencia contra las mujeres en Colombia y en el mundo! Ni un hombre, ni una mujer, ni un peso más para la guerra !!! Contra la instalación de las bases militares estadounidenses en Colombia. Contra el proyecto de reelección de Álvaro Uribe Vélez. Contra la criminalización del pensamiento crítico y la protesta social en Colombia y América Latina. Por la Minga de resistencia continental" se dio cierre a un panel que de este modo daba continuidad a la participación de la Senadora Piedad Córdoba en la edición anterior del Encuentro Nacional de Mujeres, el año pasado en Neuquén . A partir de esta visita a nuestro país, y luego de la de Gloria Cuartas, se creó y fue consolidándose el Capítulo Argentina de la Plataforma de Mujeres Paz con Justicia para Colombia.

agrega un comentario


Más información
Por La Minga - Tuesday, Oct. 20, 2009 at 12:18 AM

Caminar la palabra para levantar la voz: La Minga por la resistencia social

Como es bien sabido, la construcción de los estados nacionales en el contiene trajo consigo la necesidad de erradicación de  las comunidades originarias, a quienes se veía como elementos incómodos y atrasados en el avance de las sociedades capitalistas. Efecto de esto es la persecución, el desplazamiento forzado y otras formas de violencia  política como estrategia para el  saqueo de territorios  y la implementación de proyectos económicos por parte del capital nacional y trasnacional.
No obstante, los procesos de resistencia indígena en Colombia han permitido a estas comunidades la defensa de la vida y del territorio, generando una lucha social permanente contra el estado colombiano, el cual ha respondido con avances formales en la legislación, que nunca se cumplen y terminan siendo derogados, pero sobre todo con violencia política y social.


Esperanza constitucional y desesperanza real

Un momento importante en la defensa de las comunidades indígenas, se presentó en el marco de la asamblea nacional constituyente que derivó en  la Constitución Nacional de 1991, la cual desmontaba la constitución anacrónica de 1886. Este proceso desembocó en el reconocimiento del carácter pluricultural y multicultural del país (Articulo 7 y 70)  y con esto las garantías  constitucionales a sus derechos particulares: la ampliación y legitimación de los territorios indígenas bajo la figura de los resguardos (Art. 286), la creación de las Entidades Territoriales Indígenas ETIS (Art 287), el derecho a la trasmisión de la cultura indígena a través de la educación bilingüe y bi-cultural (Art. 10), la participación en la política nacional a través de la circunscripción especial en la Cámara y el Senado de la República (Art. 171 y 176), y el derecho a la Consulta Previa con respecto a la explotación de recursos naturales en territorios indígenas (Convenio 169 de la OIT, ratificado mediante la ley 21 de 1991).
Sin embargo y pese a los aires de autonomía indígena planteados, la realidad a 18 años de expedida la constitución desembocó en condiciones totalmente adversas, a tal punto que actualmente están derrocados el Estatuto Rural, el Código de Minas, las Leyes y Planes de Aguas y la Ley de Bosques. Todos estos, mecanismos legales derivados de la constitución, con lo cual se visibiliza el interés del gobierno nacional de primar el capital trasnacional, interesados especialmente en la extracción de estos recursos.
En este contexto de desconfianza aprendida contra el estado colombiano, los pueblos indígenas  del cauca – sur occidente colombiano-  convocaron a la Minga de Resistencia Social y Comunitaria, en donde convergen indígenas, campesinos, afro descendientes, trabajadores, madres de familia, jóvenes y estudiantes, que han sido blanco de la violencia política contra la vida y el territorio.


La Minga como alternativa de resistencia

Desde 12 de octubre  del 2008, diferentes comunidades indígenas, en el marco de los 516 años de  invasión del continente americano, iniciaron un proceso de movilización con el objetivo de denunciar la violencia en sus territorios-expresión del saqueo de recursos naturales por parte de corporaciones transnacionales- auspiciadas por el gobierno nacional en cabeza de Álvaro Uribe Vélez.
De esta manera la Minga concentrada pacíficamente en La María de Piendamó solicitaban el cumplimiento de compromisos adquiridos desde hace varios años por el Estado, la revisión de políticas inconsultas que vulneran sus territorios y autonomía, así como el cese de los asesinatos contra líderes y comuneros indígenas. Ante lo cual, el Gobierno respondió con  la presencia del ejército, un comunero muerto y más de 130 heridos,  el desplazamiento forzado de 5 familias indígenas y 4 campesinas, a las que les quemaron sus enseres, les saquearon sus bienes, usaron sus viviendas, irrespetaron su cultura. Paralelamente a esto, la Minga denunció el asesinato dos campesinos de Corinto ultimados con arma de fuego cuando se movilizaban en Villa Rica, Cauca.
Ante esto, la Minga decidió caminar hacia la ciudad de Cali donde esperaban al presidente colombiano, quien llego cuando los indígenas se retiraban del lugar;  nuevamente y con  el ánimo de convocar nuevos sectores sociales,  la Minga retorno   al– denominado- territorio de Convivencia, Diálogo y Negociación de La María, en el Cauca, con el objetivo que la fuerza pública se retirara del territorio indígena Guambiano.  Dado el impacto de la resistencia en la zona, el Presidente y su gabinete ministerial se reunieron con la Minga, sin embargo y dadas las respuestas insuficientes del estado en solucionar las demandas, se decidió continuar caminado la palabra por el país hasta Bogotá, donde fueron recibieron una entrada apoteósica, después de atravesar la escarpada geografía colombiana.
De esta forma,  el 21 de Noviembre del 2008,  se presenta en un hecho social sin precedente para el movimiento social indígena y campesino. Una gran marcha hacia la plaza de Bolívar –centro del poder político del país- donde convergen rostros de todas las edades, hombres y mujeres, ancianos y niños, urbanos, afros, campesinos e indígenas, estudiantes y trabajadores, periodistas y taciturnos desempleados e intelectuales, víctimas de la violencia, transeúntes y cantores populares dando vida a la tradición milenaria que encabezó este proceso, para hablarle al país y hacer el pacto social de los pueblos.
Desde este momento la Minga de Resistencia Social y Comunitaria se extiende a nivel Nacional, reclamando la vigencia de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario para el debido tratamiento en el contexto de conflicto interno colombiano. Así mismo definiendo  la desobediencia civil a las leyes que contraríen el espíritu de la Constitución Política y exigiendo del gobierno el cumplimiento de los acuerdos entre el Estado y los sectores sociales.
Sin embargo, no existen garantías reales para la defensa de la Minga, todo lo contrario la Minga sigue siendo amenazada y “castigada” con mayor crudeza, vale la pena señalar el asesinato de Edwin Legarda por parte de la Fuerza Pública en el municipio de Totoró (Cauca) - esposo de la consejera mayor Aída Quilcue – el 16 de diciembre, días después de que los comuneros regresaran de Bogotá, y este mes,  las amenazas contra la vida de su hija de 12 años. Por esta razón y con la esperanza de solidaridad y dialogo en especial entre las comunidades ancestrales, campesinas y afros del continente, extendemos la invitación, en especial para los amigos de argentina, para seguir caminando la palabra, levantar la voz  y llevar la Minga “a cada lugar, henchida de palabras y de ganas, con la dignidad en alto para mostrar que es posible mirarnos a los ojos, unir las manos, romper los miedos, reconocer las búsquedas y los afectos de los otros, encontrarnos en las diferencias, unir los sueños y las voces para rechazar el autoritarismo, la arbitrariedad y la violación de los derechos humanos”

agrega un comentario


Más info: audio las mingas de Pensamiento
Por Todas somos minga - Tuesday, Oct. 20, 2009 at 12:40 AM

video: MPEG at 6.0 mebibytes

Audio explicativo

agrega un comentario