Julio López
está desaparecido
hace 5156 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Raquel Matto visitó Punta Querandí y recordó la excavación del enterratorio aborigen
Por Movimiento en Defensa de la Pacha - Friday, Oct. 29, 2010 at 11:57 PM
movimientoendefensadelapacha@yahoo.com

El 18 de octubre después del mediodía visitó Punta Querandi Raquel Matto -de 43 años-, hija de Matto el poblador que cuido durante 25 años las tierras de los Demarci, donde hoy está el barrio privado Santa Catalina, al frente de nuestro acampe. En el puesto donde vivía Mato fue donde se encontró el cementerio indígena que los arqueólogos denominaron Garín.

Raquel conoció Punta Canal desde los 9 años: "Era una india más", contó. Vino en una moto con Gastón un compañero de trabajo que contó que su abuelo era del Pueblo Toba en el Chaco.

Raquel recordó la excavación donde sacaron los restos humanos y contó distintas apariciones y sucesos extraños que vivió desde su infancia y adolescencia, como cuando tenía 18 años y junto a su amiga en el fogón se les apareció un "indio alto".

"Nuestro papá nos contó que el lugar era un cementerio indio, siempre lo supimos", recordó.

Visitamos junto a ella a la abuela Sara, con quien añoró aquellos tiempos donde todo era paz en el paraje.

Indymedia grabó su extenso testimonio, la idea es recuperar la historia del lugar a partir de los relatos de sus pobladores históricos.

Raquel se indignó con las recientes declaraciones de un directivo de EIDICO que dijo que antes de los barrios privados Punta Canal era una "cueva de ladrones y drogadictos".

Raquel también dijo que las casas de los countries se van a ir hundiendo. "Había 12 esteros donde hoy está el country".

Su relato fue impresionante, estuvimos charlando casi 2 horas. Raquel no conocía que había un acampe desde febrero para defender las tierras. Se llevó volantes del Movimiento en Defensa de la Pacha para repartir en la peluquería donde trabaja, en donde van muchas personas que viven en los barrios privados aledaños a Punta Canal.

La historia de Punta Canal nos sigue sorprendiendo.

agrega un comentario