Julio López
está desaparecido
hace 5346 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Recuperar Punta Querandí es hacer visible la presencia indígena ancestral en Buenos Aires
Por Confederación Mapuche de Neuquén - Friday, Dec. 31, 2010 at 8:31 PM

Confederación Mapuche de Neuquén
Personeria Jurid. Nº 570/76.
TE: 299 4439958
Mail: confederacionmapuce@yahoo.com.ar – Puelmapu (Neuquén)

Recuperar Punta Querandí es hacer visible la presencia indígena ancestral en Buenos Aires

A las organizaciones indígenas,
a las autoridades políticas del Estado argentino
y a la sociedad en su conjunto:

Como Autoridades Originarias del Pueblo Mapuche de Neuquén, nos pronunciamos a favor de la preservación del sitio sagrado “Punta Querandí”, ubicado en el paraje Punta Canal en la localidad de Dique Luján, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Respaldamos el campamento de protesta llevado a cabo desde febrero por sectores del movimiento indígena urbano del Gran Buenos Aires junto a organizaciones ambientales, sociales y estudiantiles, nucleados en el Movimiento en Defensa de la Pacha, que impiden que este espacio territorial de 2 hectáreas sea destruido por la desarrolladora de barrios privados EIDICO, vinculada al Opus Dei.

El Estado Nacional (ONABE, hoy ADIF) transfirió estas tierras en el 2007, pero aún no se ha realizado la escritura. Existen diversas irregularidades en la operación y hay fundamentos suficientes para reconsiderar esta decisión que no tuvo en cuenta el valor social, cultural y espiritual de estas tierras. Pedimos que dichas tierras sean recuperadas como patrimonio público, cultural y milenario en beneficio de toda la población, por tratarse de un territorio con restos arqueológicos de los pueblos originarios que habitaron esa zona desde tiempos inmemoriales, y comenzar así una reparación histórica con las naciones originarias de Buenos Aires.

En esta etapa donde los pueblos originarios de la Argentina avanzan en la recuperación de derechos de diverso tipo, la trascendencia de este reclamo es que hace visible la presencia indígena milenaria en las puertas de la Ciudad de Buenos Aires, revirtiendo así la idea de que las culturas originarias son algo externo al corazón político del país. Se trata de descolonizar la idea que se tiene del espacio territorial donde viven millones de personas como un lugar sin historia.

En Buenos Aires está pendiente una verdadera política de reivindicación de las civilizaciones preexistentes que fueron barridas en los inicios de la conquista. El Estado debe tener una firme política de recuperación de la memoria y los lugares que habitaron y habitan las poblaciones originarias de la región.

Reivindicamos este espacio renombrado como Punta Querandí como un lugar sagrado por la historia que el mismo encierra, por los restos que allí se encuentran y por el valor que tienen para el movimiento indígena urbano. El lugar está ubicado en el paraje rural Punta Canal, partido de Tigre, sobre la calle Brasil en la orilla del Canal Villanueva. En la margen izquierda del Canal se encuentran restos del sitio arqueológico Punta Canal, en la otra orilla quedó sepultado debajo del barrio privado Santa Catalina el sitio arqueológico Garín. En el primer sitio se han encontrado algunos pedazos de cráneos humanos, del segundo sitio se extrajeron esqueletos completos de enterratorios. Ambos yacimientos fueron fechados por los científicos: tienen mil años de antiguedad.

Apoyamos el reclamo de nuestros hermanos originarios que viven en el Gran Buenos Aires (conurbano bonaerense) y están llevando adelante esta lucha. El reclamo por Punta Querandí es una expresión de las problemáticas de los indígenas urbanos dispersos por el Gran Buenos Aires, que además de luchar por mejorar sus condiciones de vida en los nuevos espacios territoriales, pujan por mantener el equilibrio de la naturaleza y destapar la verdadera historia de Buenos Aires, muy lejos de la fantasía occidental y cerca de las rebeliones indígenas que fueron protagonizadas en diversos puntos de la actual geografía Argentina.

El reclamo impulsado por la población indígena urbana no es aislado, algunos organismos públicos apuntan en la misma dirección. La Defensoría del Pueblo de la Nación alertó en agosto por la destrucción de sitios arqueológicos y en octubre exhortó a los municipios a no habilitar emprendimientos privados sobre humedales por su impacto ambiental y social.

Las geografías naturales que las civilizaciones indígenas defendieron, hoy están en peligro por el avance arrollador de las desarrolladoras de barrios privados. Desde fines de los 90' la empresa EIDICO -vinculada a los sectores conservadores católicos del Opus Dei- lleva adelante en la zona de Punta Querandí su megaemprendimiento inmobiliario "Complejo Villa Nueva", 11 barrios naúticos sobre una extensión de 850 hectáreas. Estas urbanizaciones de EIDICO y de otras desarrolladoras inmobiliarias se realizan sin control sobre los humedales del Delta del río Paraná, arrasando con el patrimonio natural y cultural, desplazando a los pobladores preexistentes, arrebatándoles espacios y costas públicas, y destruyendo los sitios arqueológicos y enterratorios milenarios de las naciones indígenas.

Neuquen, 13 de Diciembre de 2010

Elias Maripan
Ñizol Logko
Presidente

Jorge Nahuel
Werken
Vocero

agrega un comentario