Julio López
está desaparecido
hace 4940 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Tensión por territorios en San Ignacio entre mbyas y supuestos propietarios
Por Fuente: Territorio Digital - Thursday, Jan. 27, 2011 at 10:40 PM

Posadas. Un conflicto territorial que ya se disputa en el ámbito de la Justicia, generó en los últimos días un clima de fuerte tensión entre una comunidad Mbya de San Ignacio y personas que aseguran ser representantes de los propietarios de las tierras ocupadas.

Se trata de la Comunidad Mbya Guaraní Tekoa Mbokajaty, asentada desde 2004 en el lote 9 sub—división de la fracción 6 de la localidad de San Ignacio, que está ubicado frente a la reserva provincial Teyú Kuaré, a unos 5 kilómetros de las Ruinas Jesuíticas.
Son 25 hectáreas de extensión en las que actualmente viven 12 familias, que suman un total de 54 personas, de los cuales 24 son niños, que asisten a una escuela intercultural emplazada a 30 metros.
Mientras en la Comunidad sostienen que los territorios que ocupan son fiscales y que les fueron otorgadas hace seis años por la Municipalidad a través de un permiso, hace dos años irrumpió en escena Ismael Benítez, un hombre que asegura ser el “encargado de todas las propiedades”.
Rosalino Ramos, Cacique primero de la Comunidad, observó que “cuando llegamos no había nadie en este lugar. Hablamos con la Municipalidad y el Concejo Deliberante y nos dijeron que éstas eran tierra fiscal, entonces vinimos y las ocupamos. Pero después apareció esta persona diciendo que era el dueño, y desde que llegó empezó a cortar madera antigua y a amenazarnos. Muchas veces le pedimos que nos muestre el título de propiedad, pero nunca nos mostró”.
A su turno, Ismael Benítez expresó que “ellos saben bien dónde se tienen que meter y se hacen los locos. El Intendente les dijo a ellos que se metan en una calle o en el sector del cementerio y terminaron metiéndose en una propiedad privada”.
Con actitud agresiva, Benítez acusó a las familias Mbya de “ladrones e intrusos” y además, amenazó duramente a trabajadores de El Territorio (Ver recuadro).

“No podemos hacer nada”
Ante este complejo panorama, desde el Municipio no solo desmintieron haber otorgado autorización a la Comunidad para radicarse en el lote 9 sub—división de la fracción 6 de la localidad, sino que afirmaron que éstas se asentaron sobre una propiedad privada.
El secretario de Gobierno de San Ignacio, Favio Zayas, señaló que “son intrusos en una propiedad privada, porque no tienen ninguna autorización del Municipio. El cacique vino en varias oportunidades para ver de qué manera se les podía ayudar, porque dicen que no les podemos dejar desamparados; pero en este caso no podemos hacer nada, porque no podemos otorgar permisos de ocupación en una propiedad privada”.
Rosalino Ramos contó que el año pasado averiguaron ante el Registro Provincial de la Propiedad de Inmuebles quién figura como el/la titular registral de los territorios sobre los cuales están asentados. Y según el informe de respuesta, “el inmueble solicitado se registra inscripto a nombre de: Municipalidad de San Ignacio”.
En respuesta, Ismael Benítez dijo que “eso no tiene nada que ver. Los lotes que ellos dicen que son de la Municipalidad no son los que están ocupando”.
“La provincia tiene disponible para los aborígenes más de 30 hectáreas en el fondo del Municipio, para que puedan trabajar la tierra, hacer un circuito turístico para vender sus productos; pero ellos quieren el centro urbano”, aseguró el secretario de Gobierno.
El Cacique enfatizó que “no queremos problemas, ni la guerra. Queremos soluciones pacíficamente. Sabemos que hay una Ley de Emergencia Territorial que nos ampara, entonces queremos que esto se solucione con respeto. Para nosotros es muy importante que la Justicia avance porque nos va a permitir vivir tranquilos con nuestras familias. Sin tierra y con incertidumbre no podremos hacer nada”.

Territoriodigital

agrega un comentario