Julio López
está desaparecido
hace 5078 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

El Vesubio: Emblema del genocidio de la Dictadura - Jueves 14/7 14hs- Todos a Comodoro Py
Por P.R. (m-l) - Wednesday, Jul. 13, 2011 at 6:22 PM

JUEVES 14/07 14 hs: TODOS A COMODORO PY PARA ESPERAR LA SENTENCIA A LOS GENOCIDAS

EL VESUBIO: EMBLEMA DEL GENOCIDIO DE LA DICTADURA


El caso particular del centro clandestino de detención El Vesubio es una muestra del plan sistemático que concretó la última dictadura militar. Fue el plan genocida ejecutado (trazado por las clases dominantes y el imperialismo) para arrancar de cuajo, exterminando sistemáticamente, a las fuerzas antimperialistas y revolucionarias. El plan operaba ya en los preludios del golpe del ´76 con la firma del decreto Isabel-Italo Luder por el cual se ordenó "aniquilar a la subversión". Así lo anunciaba Videla “en la Argentina morirán todos lo que sean necesarios para acabar con la subversión”.

En particular, en El Vesubio (cuyo nombre por entonces era La Ponderosa), comenzó a funcionar en mayo del ´75. Ya contaba con víctimas, entre los que se estaban nuestros camaradas Raúl Kossoy y Ana María Estevao durante el gobierno de Isabel Perón.
Hacia fines del ´77, Vanguardia Comunista (VC) formaba parte del movimiento que iniciaba las rondas de Plaza de Mayo y se reunía en la Iglesia de Santa Cruz, aquel que juntó el dinero para publicar la primer solicitada por los detenidos desaparecidos. Es aquí, precisamente, donde se produjo el secuestro, comandado por Astiz, de Azucena Villaflor de De Vincenti. Del total de los once desaparecidos en aquella oportunidad, cinco pertenecían a nuestro partido. Entre las Madres estaban Esther Balestrino de Cariaga y María Eugenia Ponce de Bianco, las dos monjas francesas Alice Domon y Leónie Duquet, los dos activistas Remo Berardo y José Julio Fondeville, y entre nuestros camaradas figuran Angela Aguad de Genovés, Raquel Bulit, Patricia Oviedo, Gabriel Eduardo Orane y Horacio Elbert.
En el año ‘78 la dictadura acusó de instigadoras de la “guerrilla fabril” a distintas organizaciones políticas, sociales, gremiales estudiantiles, culturales, etc., contrarias al plan de entrega y miseria que se pretendía implantar. Es por entonces donde se produce el descabezamiento del partido, siendo secuestrados y llevados (la mayoría de ellos) a El Vesubio para aplicarles prolongadas torturas, someterlos a condiciones y vejámenes permanentes, rutinas comunes a todos los campos de concentración, para finalmente, en la gran mayoría de los casos desaparecerlos.
El primer antecedente judicial que se estableció en el caso es el testimonio aportado, en julio del ’78, por una compañera de la juventud del partido que es secuestrada en el campo y posteriormente liberada, y con la presentación de su caso en tribunales, se inició una causa en Capital Federal. Allí es donde se comenzó a realizar un trabajo, de bajo perfil, solapado, recogiendo información, tomando testimonios, etc. Así, gracias al esfuerzo y el trabajo sistemático de los ex detenidos agrupados en la comisión del Vesubio con apoyo permanente del partido, en el ´83, después de las elecciones, se abrió una causa como Vesubio en provincia de Buenos Aires, en el juzgado número 7 de Morón.

Un caso particular

“En el caso de El Vesubio, se da que distintos grupos específicos son represaliados, desde los gremiales, que son las primeras víctimas a partir de agosto del ‘75, hasta las distintas agrupaciones políticas, hasta concluir con Vanguardia Comunista (PC ml) entre julio y septiembre de 1978. Con el secuestro y desaparición de numerosos dirigentes y militantes se da el caso de la especificidad, porque además de ser agrupaciones particulares, tienen en común el hecho de ser movimientos sociales contarios al régimen socio político económico que se quería implantar en el país, lo que hace específico el golpe represivo, contra determinada organización. Lo que pasa es que es el caso que tiene mayor cantidad de sobrevivientes que corresponden a un solo partido, y diría que tiene la mayor cantidad de sobrevivientes y represaliados, porque nosotros solamente pudimos obtener datos de cuatrocientos represaliados de Vesubio, y sabemos que hubo cerca de dos mil quinientos, por las listas que se llevaban”, afirmó Guillermo Lorusso, ex detenido desaparecido de VC, actual militante del PR (ml) y miembro de la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos.

La lucha contra la impunidad de ayer y de hoy

Según Lorusso, “esto tiene una característica perversa: como las causas fueron avanzando de manera irregular y no se trata de una sola causa, sino una causa que va teniendo agregados, cuando se llega a juzgar… por suerte, eso lo evitamos en el caso de Vesubio, pero qué está pasando en Campo de Mayo, Atlético, Banco Olimpo, en la causa de San Martín, qué pasa con Buzzi , con Menéndez. Porque tipos que tienen miles de crímenes son juzgados nada más que por uno, dos o tres casos y cuando hay cientos de represores se juzga uno, dos o tres, porque se trae la primera causa que fue terminando y después se trae otra y otra, en vez de tomar el campo en su conjunto y juzgar a la totalidad, para darle integridad, además de que con esto se daría idea del genocidio; se está juzgando como si fueran delitos parciales. Vesubio es un caso particular. Una es la forma de definir genocidio. Cuando existen los delitos de lesa humanidad, son aquellos perpetrados por los gobiernos. El gobierno es el único que puede perpetrar un delito de lesa humanidad. Pero todos los delitos de lesa humanidad no configuran delito de genocidio, en cambio, todo genocidio está dentro del delito de lesa humanidad. En el año ‘48 se firma una convención de delito de lesa humanidad, y uno de los elementos para configurar el delito de genocidio es que la represión no sea indiscriminada, sino que haya una represión discriminada, o sea que afecte a un grupo étnico, religioso o político o lo que fuera.”

Luchamos por la unificación de las causas, el enjuiciamiento a TODOS los represores directos o indirectos, por cárcel común a los genocidas. Luchamos por la Revolución y el Socialismo sin pausa desde hace 45 años desde que fuera fundado nuestro partido y continuaremos hasta la victoria final como soñaron nuestros muertos y desaparecidos, por nuevos cordobazos, contra la injusticia y el hambre, por el bienestar de nuestro pueblo. Este compromiso revolucionario es hacerle justicia a nuestros caídos en la lucha.
La desaparición de Julio López y el asesinato impune de Silvia Suppo son las formas que adquiere la continuidad, en forma clandestina, de la venganza de los genocidas y la presión para detener los juicios contra ellos, a la vez que intentan sembrar el miedo entre los testigos llamados a declarar. No lo lograron ni lo lograrán. Llamamos a no ceder un milímetro a la presión del gobierno y consortes para diluir los juicios a los genocidas.
El Gobierno K que alardea con ser el defensor de los DD.HH. cobija esta impunidad día tras día al no echar mano a los archivos a los que solo ellos tienen acceso y dejar intacto el aparato represivo. Intenta ponerse la careta de los DD.HH. con el mero inicio de los juicios (avance alcanzado solo y únicamente por la presión popular) y echa a andar al aparato represivo legal contra los trabajadores, estudiantes y dirigentes sindicales y sociales hasta llegar hoy a sumar más de 5000 causas en todo el país. Todo en función de llevar adelante la entrega de nuestros recursos, compensar al capital financiero, subsidiar a los monopolios, pagar la nefasta deuda externa, cargando sobre las espaldas de los trabajadores y todo el pueblo los efectos de la inflación, la carestía, salarios de hambre y desocupación.

Llegó el momento de pararles la mano y lanzar una ofensiva unitaria, de movilización callejera, que refleje las innumerables luchas del campo popular en el frente antirrepresivo, propiciando también la desobediencia civil, el escrache a los jueces perseguidores y a todos los cómplices de esta andanada gubernamental, única respuesta que permitirá torcerle el brazo a los mentores solapados de esta nefasta política encabezada por la Presidente y secundada por los gobernadores de todo el arco político, oficialista u “opositor”.

JUEVES 14/07 14 hs: TODOS A COMODORO PY PARA ESPERAR LA SENTENCIA A LOS GENOCIDAS

P.R. (m-l)
Partido Revolucionario (Marxista-Leninista)
http://www.partidorevolucionarioml.org

Lea y difunda No Transar
ntredaccion@yahoo.com.ar

agrega un comentario