Julio López
está desaparecido
hace 4940 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Escrachan a la premier australiana y debe escapar protegida
Por EFE - Thursday, Jan. 26, 2012 at 12:12 PM

Unas 200 personas increparon a Julia Gillard. Mirá el video.

26/01/2012 09:18 | Agencia EFE

La primera ministra de Australia, Julia Gillard, tuvo que ser protegida hoy por sus guardaespaldas y sacada a toda velocidad en su vehículo oficial al ser increpada por 200 personas que irrumpieron en un acto público en Canberra tras anunciar reformas sobre aborígenes (video).

Persecución. Los manifestantes persiguieron durante un trecho el vehículo de Gillard mientras golpeaban el techo y la parte trasera al tiempo que acusaban a la mandataria de no tener vergüenza y de ser racista, informó hoy la emisora de radio ABC.

El jefe de la oposición parlamentaria, Tony Abbott, también tuvo que salir escoltado por una puerta lateral del restaurante donde participaba con la primera ministra en un acto público de entrega de premios.

La Oficina de la Primera Ministra confirmó que Gillard tropezó y perdió un zapato durante el altercado, pero aseguró que no sufrió daño alguno.

Fuentes de la Policía afirmaron que nadie resultó herido durante el altercado.

El detonante de la cólera de los manifestantes fue unas declaraciones atribuidas a Abbott esta mañana, en Sídney, en las que proponía revisar algunas de las concesiones hechas a la comunidad aborigen australiana.

Los desafortunados comentarios del liberal Abbott surgieron el mismo día en que miles de personas en toda Australia celebraban la creación de la embajada aborigen, el organismo que el jefe de la oposición parlamentaria cree que puede desaparecer porque la situación en el país ha mejorado mucho.

agrega un comentario


Australianos rechazan posibles cambios a concesiones para aborígenes
Por Prensa Latina / Cuba - Thursday, Jan. 26, 2012 at 8:36 PM

Canberra, 26 ene (PL) Unos 200 australianos objetaron hoy la propuesta gubernamental de revisar las concesiones hechas a la comunidad aborigen, durante un acto público encabezado por la primera ministra, Julia Gillard, y el jefe de la oposición parlamentaria, Tony Abbott.

Centenares de manifestantes aprovecharon la comparecencia de Gillard y Abbott para mostrar su inconformidad con unas declaraciones de este último, justo cuando miles de personas celebraban la creación de la llamada embajada aborigen.

Ese recinto fue establecido en 1972 frente al parlamento en protesta por la negativa del gobierno del entonces primer ministro William MacMahon (1971-1972) a reconocer los derechos ancestrales de los aborígenes sobre sus tierras.

Pero, el liberal Abbott sugirió la posibilidad de que ese organismo desaparezca ante la mejoría de la situación económica en el país oceánico.

La reclamante Kalara Gilbert señaló a la prensa que los comentarios del político irritaron a la comunidad nativa de Australia, porque el pueblo vive en condiciones terribles y el gobierno continúa impávido.

Los activistas aseguraron que permanecerán apostados en la sede de la embajada aborigen para exigir un tratado de propiedad que les conceda la soberanía de sus tierras.

Denunciaron, además, que la pérdida de sus predios hace siglos ha tenido consecuencias devastadoras a nivel social y cultural para los pueblos autóctonos de Australia, con una población estimada en 463 mil personas.

Según un reporte del sitio web theaustralian.com, Gillard y Abbot fueron sacados del lugar en sus respectivos vehículos después que los manifestantes de manera pacífica cuestionaron la iniciativa, catalogada de racista.

agrega un comentario