Julio López
está desaparecido
hace 5040 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Ya lleva dos años la lucha por la preservación de Punta Querandí
Por Periódico Viví tu ciudad - Wednesday, Mar. 14, 2012 at 2:29 AM

UN FRENO AL DESARROLLO INMOBILIARIO - Se consolida el campamento instalado en el sitio sagrado en Dique Luján.

Un sitio sagrado para los miembros de pueblos originarios y sus descendientes. Un espacio público de esparcimiento para los vecinos y otras personas que se acercan a disfrutar del río. Un rincón ideal para los pescadores. Un lugar que todavía guarda restos arqueológicos y preserva las características naturales de la región. Todo eso es Punta Querandí, esa pequeña porción de tierra delimitada por los canales Villanueva y Garín y la calle Brasil, en Dique Luján.

Allí, el 19 de febrero, se celebraron los dos años de lucha del Movimiento en Defensa de la Pacha, que mantiene desde el 2010 el campamento que impide el avance de los emprendimientos inmobiliarios de la firma EIDICO hacia esa media hectárea ubicada a un kilómetro de la Ruta 26.

Gracias al tesón de indígenas, ambientalistas, investigadores, docentes, estudiantes y vecinos, la empresa no pudo cumplir con su ambición de extender su complejo de countries aledaño hasta ese predio en conflicto.

Sin embargo, más allá de la protección de hecho que el Movimiento de la Pacha realiza sobre el enterratorio indígena, donde todavía se pueden encontrar restos humanos y cerámicos, sus integrantes siguen esperando que el Municipio pueda garantizar el resguardo definitivo del sector, que está en medio de varios litigios judiciales.

El domingo 19, unas 150 personas festejaron el segundo cumpleaños del campamento de Punta Querandí con una ceremonia indígena. Más de 50 visitantes se quedaron a pasar la noche, cuando se proyectaron películas y se realizó una caminata nocturna por el denominado "camino de la vía muerta", un ex terraplén ferroviario que también podría desaparecer.

La participación en ese día de fiesta y en las actividades que se reiteran la mayoría de los fines de semana, muestran la vigencia y el crecimiento de la lucha por la preservación de ese espacio público. Cada vez son más, por ejemplo, los que aportan su esfuerzo para mejorar las instalaciones comunitarias, como el salón construido con maderas, que ahora luce pinturas alusivas en sus paredes. No caben dudas de que la lucha por Punta Querandí, que ya lleva dos años, se extenderá hasta que el sitio sagrado no corra más peligro.

agrega un comentario