Julio López
está desaparecido
hace 4902 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Expedición a Rancho Largo: crónica y fotogalería
Por Indymedia Pueblos Originarios - Friday, Mar. 16, 2012 at 4:04 PM
originarios-arg@indymedia.org

El domingo 11 de marzo por la tarde, vecinos e indígenas del paraje Punta Canal hicieron una caminata de dos kilómetros desde el sitio público y sagrado de Punta Querandí hasta un parador del Canal Villanueva a mitad de camino al pueblo de Dique Luján, frente a otro yacimiento ancestral registrado por los arqueólogos como Rancho Largo. Colocaron un cartel que identifica este segundo sitio como sagrado y realizaron una ceremonia originaria, para luego hacer allí una reunión con integrantes de la Sociedad de Fomento de Villa La Ñata. Se intercambiaron opiniones sobre el pasado, presente y futuro de la zona, con una clara preocupación: el destino de reservas naturales, lugares históricos y cementerios milenarios que vienen siendo destruidos por los barrios privados desde fines de la década de los 90'.

Crónica de la jornada por Darío Juárez y fotogalería por Verónica Tello

borrar 1...

Rancho Largo territorio indígena

Hacia ya varias lunas que se venia hablando de Rancho Largo, otro de los sitios con restos arqueológicos o como algunos de nosotros preferimos llamarlos, “los recuerdos “que nos dejaron nuestros antiguos, pero en tiempos donde la lógica capitalista extiende sus garras, por sobre poblados y sus paisajes, solo queda la organización y la resistencia, quizás eso también es parte de nuestros recuerdos, parte de la herencia cultural de los que habitamos por estas pampas.

Recuerdo que con Valentín, cruzamos el canal Villanueva, acompañados con los perros que nunca nos pierden el rastro, ya desde la costa barrosa se podía oír el ruido de las maquinas, que ya aplanaban la tierra, donde pronto será uno mas, de los barrios privados y cerrados.

Los días pasaron y de boca en boca se fue gestando la idea de hacer algo en ese espacio, por que una cosa es segura, estos emprendimientos privados, no escatiman nada a la hora de hacer sus negociados. Como ya quedo evidente en el emblemático Punta Querandí, que de no ser defendida por vecinos e indígenas, ya se hubiera convertido en un pedazo mas del country San Benito, con sus cuatro metros de altura de relleno, pasto ingles y palmeras al mejor estilo de Miami.

Y justamente Punta Querandí, fue el lugar de encuentro de vecinos, indígenas, músicos, estudiantes, en definitiva el pueblo, que miraban como el sol iluminaba las primeras horas de la tarde y desde allí salio la caminata por la calle, donde hasta hace unos años corrían los rieles del ferrocarril, al que los vecinos de Punta Canal llaman “ el camino de las vías muertas”.

Una vez llegada a el sendero que nos conduciría al lugar de destino, Damián, uno de los jóvenes de punta querandí, le hizo entrega a pedrito de un bastón, echo artesanalmente, donde en la empuñadura, de divisaban los colores de la wiphala. Símbolo indiscutible de la resistencia continental indígena.

Con la humildad de siempre Pedrito, el anciano y guía espiritual del movimiento en defensa de la pacha, dio las gracias, hincó su bastón en el suelo, después lo tomo de la mitad y lo elevo apuntando al cielo… hay imágenes que suelen quedar grabadas en la mente y este lugar “Punta canal”, esta llena de esas imágenes, donde el pasado y el presente se cruzan a cada instante.

¡¡¡Grande Pedrito!!! Grito uno de los chicos y con aplausos se dio final a la intima ceremonia, los mas pequeños entre carcajadas y corridas iban al frente de la caminata, un poco mas atrás una veintena de personas, entre mates y charlas, iban adentrándose hacia las costas del canal Villanueva, allí algunos vecinos de barrios cercanos, están descansando, quizás buscando un poco de refugio alejado de la vertiginosa vida que suele ofrecer las ciudades. Algunos pescadores, recogían sus tanzas, para dejar el paso a los marchantes, con miradas extrañadas acompañaban, pero al momento de saludar lo hacían con una gran sonrisa.

Una vez en el lugar, se hizo una fogata, mientras los demás, recorrían el lugar, tomaban fotos, algunas charlas con los vecinos y pescadores, contándole el motivo de la reunión en este lugar. Una de las jóvenes, daba pequeños golpes con el codo al madre, y le decía:… viste que dije, son los mismos que están allá, pasando el puente de la calle Brasil…
Otra señora, que pasaba la tarde allá, contaba casi emocionada de sus abuelos tobas del Chaco, y sentenciaba “ tanto que se habla de los indios esto los indios esto otro, si en definitiva todos somos indios y no hay que tener vergüenza de eso".

Y entre charla y charlas, surgió una frase que ya lo había oído antes, en boca de los pescadores: “… estos hijos de puta se quieren quedar con todo…” refiriéndose a los country, seguramente, suena muy poco académica, pero vaya que si es contundente, es que la invasión de los Barrios Privados, altero muchísimo la geografía del pueblo, y en esa frase encierran lo que sienten.

Se coloco un cartel que apuntaba al otro lado del canal, donde esta el “Sitio Sagrado Indígena Rancho Largo” y otro mas indicando la intromisión del barrio privado San Rafael.

Pedrito convoco a todos a una reunión, pidiendo siempre que se haga un circulo, el aire, la tierra el agua y por supuesto el abuelo fuego, acompañaron sus palabras, que explicaron el por que de esta actividad, sin antes agradecer a los que acompañan esta lucha, a los de hoy y a los de hace cientos de años atrás, hombres y mujeres, que desde el pasado nos siguen contando la valerosa historia de estas tierras.

Mientras se debatia y comentaban los problemas y la posibles soluciones, el peligro que corren estos lugares naturales, mucho se habla del desarrollo con aristas filosas que adornan estos mega emprendimientos privados, tal vez los que estamos de este lado de la orilla, queremos también el desarrollo, pero que sea publico y que respete el medio ambiente, y cuidar ese tejido donde seres humanos y naturaleza podamos convivir en paz.
Por eso se hablo también de buscar alianzas en pos la defensa de la naturaleza del lugar, con sus humedales y arboleda, pequeños y complejos ecosistemas que conviven y mantienen vivo el paraje de Punta Canal.

El atardecer iba amenazando lentamente con ser noche, y con ella, las despedidas y los saludos, con la promesa de mas pronto que tarde volver, las veces que sean necesarias y algunas mas también.

Las caras de hoy, son las caras de ayer, las voces de hoy son las voces de ayer.
¿Y por que no ha de ser así?, si es nuevamente la defensa del territorio.
Los barcos, las cruces y las espadas, ahora son maquinarias, alambrados y turbios negocios que vienen nuevamente invadiendo. Es otra vez el despojo y la codicia balbuceando su falso progreso, sobre la piel lastimada de la madre tierra.
Mientras la noche, se había apoderado por completo del cielo y una luna menguante color naranja se elevaba silencioso por el firmamento, me vino a la memoria, el grito de lucha de los antiguos querandíes, “agassaganup o zoba” ( la luna los ara arrepentir) , quizás ese grito de lucha sigue corriendo montado a estos vientos.
A los mercenarios que hacen negocios con el recuerdo de nuestros ancestros, a los que siguen intentando vender como desarrollo y progreso a lo que no es otra cosa que la depredación de la naturaleza, a los que orgullosos ostentan sus carteles de “`propiedad privada” por sobre lo publico y comunitario … a todos ellos también.. AGASSAGANUP O ZOBA.

… y mal que les pese a algunos, Buenos Aires sigue siendo territorio indígena.


LA PALABRA DE PEDRO
por Indymedia Originarios

"Agradezco a los que vinieron con la intención de empezar a marcar este otro lugar muy emblemático de la zona para defenderlo", dijo Pedro Moreira, referente del Movimiento en Defensa de la Pacha, la organización indígena y vecinal que custodia Punta Querandí desde hace años. "Estamos a las ordenes de los vecinos", remarcó el abuelo kolla antes de iniciar la ceremonia.

"En estos lugares sabemos que están dando vueltas nuestros abuelos de hace mil y pico de años, ¿por qué no hacerles un homenaje? Sus espíritus, aunque parezca mentira, están entre nosotros acá, deben estar de fiesta al vernos acordándonos de ellos", agregó ante las casi 50 personas que se juntaron a su alrededor, como muchos pescadores que estaban en la costa del Canal Villanueva y se sumaron.

En la ceremonia se hizo una sahumeriada: "como dirían ahora, modernamente, mandar un email; en este humo estamos mandando mensajes a los espíritus que están dando vueltas, a la Madre Tierra, al Tata Inti que nos acompaña", explicó. Por último, invitó a ofrendar unas hojas de coca, explicando que no es droga, sino que es una planta sagrada de los pueblos originarios.

2...

3...

11... 12...

14...

15...
18...

21...

26...

27...
28...

30...

38...

39...

remover2...

29...

42...

46...

47...

48...

49...

52...

55...

59...

agrega un comentario