Julio López
está desaparecido
hace 4683 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Juicio a la fumigación: entrevista en la carpa del aguante a las Madres
Por www.juicioalafumigacion.com.ar - Monday, Jun. 11, 2012 at 9:23 PM

Entrevistas e intervenciones en el marco de las actividades de apoyo a las Madres de Ituzaingó en la Carpa del aguante, primer día del juicio a las fumigaciones en Barrio Ituzaingó Anexo.

Audios: javi ((i)) edición y textos: nati ((i))

María, integrante de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, nos comenta su ansiedad y su bronca por el vallado que impidió el acceso a la explanada de los Tribunales II, donde estaba previsto instalar una carpa y desarrollar actividades durante el transcurso del juicio. Sin embargo, señala, de todas maneras encontrarán cómo estar presentes. 

Por otro lado, manifestó su agradecimiento a todas las personas que están acompañándolas, que se han solidarizado con ellas, y todos los afectados igual a ellas de distintas organizaciones. 
Este juicio, señaló, es fruto de diez años de lucha, pero al mismo tiempo, el "comienzo para que esto termine, que dejen de tirarnos veneno y matarnos".

Pablo integrante de Semillas del Sur y del Paren de Fumigar, comenta la mezcla de sensaciones que implica esta instancia, que es para él un punto de partido más que de llegada, un punto de inflexión en esta problemática que ha generado muchas muertes y enfermedades, pero que hoy empieza a hacer ruido. Un ruido que, afirma Pablo, es lo que se necesita para generar un cambio cultural en relación a los modos de producción y para que la gente tome conciencia de qué son los alimentos, cómo se producen y cómo llegan a su mesa. 

Por otro lado, relataba que en Calamuchita, de donde viene, el juicio ha hecho mucho ruido, tanto en lxs vecinxs y poblaciones que reciben el veneno como en los productores de la zona.

Para finalizar, reivindicaba a las Madres de Ituzaingó como ejemplo de lucha y persistencia.

Vivana Peralta, una de las impulsoras del recurso de amparo en Barrio Urquiza/Santa Fe, que ayudó a que desde el año 2009 no se fumigue en la zona, nos relata cómo el cese de las fumigaciones permitió que su hija y lxs vecinxs de Barrio Urquiza estén bien de salud, dejando claro que el problema era el veneno. 

Por otro lado, planteó que la única manera de conseguir frenar a Monsanto y otros grupos económicos que están matando de a poco el futuro, los niños y niñas, es la lucha entre todxs. Uno de los problemas centrales hoy, refiere, son los cócteles de agroquímicos, intolerables para los barrios. 

Ante la pregunta acerca de la situación actual en la Provincia de Santa Fe relataba que es complicada, a raíz de un fallo de la Cámara que prohíbe la fumigación con glifosato a 500 m., pero que permite al interior de los campos utilizar cualquier agroquímico. 

Las expectativas de Viviana en relación al juicio consisten en que los jueces tomen conciencia de que las sustancias utilizadas son venenos perjudiciales para todos, y que tomen las medidas que corresponden.

Gerardo, del Colectivo Paren de Fumigar, explica que hoy se está juzgando a los dos productores y al aerofumigador por hacer mal las cosas, violando la ley provincial de agrotóxicos, la ley nacional de residuos peligrosos y las tres ordenanzas municipales que se establecieron para proteger a Barrio Ituzaingó. Pero la intención es que, además de seguir juzgando a otros productores, se avance sobre la provincia, el INTA y el SENASA, principales responsables de la vigencia de este modelo que contamina a todxs. 

Por otro lado, explica que las actividades previstas para dar apoyo públicamente a las Madres de Ituzaingó, que incluían una olla popular orgánica, feria y otras actividades culturales y políticas, no pudieron realizarse porque se dio de baja la autorización que el Juzgado había otorgado para utilizar el espacio exterior de los Tribunales. 

También recuerda el proceso en el que, desde los años 2002/2003 cuando las Madres de Ituzaingó se fueron organizando, y hace cuatro años que se crearon los Paren de Fumigar, han podido observar cómo la sociedad se ha vuelto mucho más sensible a la necesidad de dar un viraje en torno al modo de producción vigente. Este cambio se ha debido en gran medida a que las pruebas han demostrado fehacientemente que la producción de soja, fumigada y transgénica, está generando malformaciones, cáncer, lo que permitió mayor sensibilidad, no sólo en los pueblos fumigados, sino también en la ciudad. Sobre todo partiendo de que al comer, todo alimento industrializado, puesto en la góndola, que ha pasado por el circuito productivo de este paquete tecnológico, ha sido fumigado y esas fumigaciones están presentes en el alimento. Entonces, señala, "pueblos fumigados, somos todos".

 
 
Cecilia Carrizo, integrante de Paren de Fumigar Córdoba e investigadora, señala la trascendencia que tiene en la actualidad la problemática de las fumigaciones, que surgió de ser algo sostenido por cinco personas en un barrio alejado, y hoy su denuncia se encuentra en el centro de la opinión pública y convoca a personas de toda la ciudad, la provincia y de América Latina. 
También indicó que las expectativas del Paren de Fumigar es que los productores y el fumigador aéreo sean declarados culpables y sancionados, ya que hay pruebas suficientes para hacerlo.
 
 
Intervención de Nilo Cayuqueo, vengo de Los Toldos, en la Provincia de Buenos Aires, vengo de una comunidad mapuche: "Viajamos ayer todo el día, quería estar con ustedes en solidaridad, traigo un saludo fraternal de toda mi comunidad, estamos siendo fumigados hoy día por los grandes sojeros, en la provincia de Buenos Aires, en la pampa argentina. Lo que era la pampa, frutícola, agrícola con muchos campesinos, pueblos originarios, y que hoy, compañeros, está desapareciendo casi por completo, gracias a la política de sojización, de privatización, de vender la mercadería y todos los territorios que se han aprovechado los terratenientes de todo el país. 
Estamos viviendo un proceso devastador para los campesinos, los pueblos originarios, que hemos sido los motores de la alimentación de todo el país por muchos siglos. Hoy día estamos siendo reducidos a pequeños obreros, viviendo en las villas miseria. Queremos decirles que hemos estado trabajando bastante este asunto porque no es solamente un tema de estar en contra de la soja por el glifosato. Aquí hay un problema de fondo, compañeros, que es la tenencia de la tierra. Acá hay muchos señores que se han apoderado de todas las tierras que eran de los pueblos originarios, de los campesinos, y hoy día estamos desapareciendo. 
Por eso estamos luchando, y hemos venido, hemos estado trabando con hermanos también en Brasil, Chile, Bolivia, México, EEUU y también en Europa. También hemos llevado nuestra voz a las Naciones Unidas y hemos escuchado allá la voz de las Madres de Ituzaingó, el clamor de justicia por haber sido contaminadas, fumigadas.
 
 
 
En el marco de la primera jornada del juicio por las fumigaciones en Barrio Ituzaingó, intervención de Carmen Mercado, del Movimiento Nacional Campesino Indígena, del Movimiento Campesino de Cordoba, APENOC: "Nosotros estamos acá, hemos venido esta mañana, un grupo de compañeros, para acompañar a todos ustedes que están sufriendo todo esto que se esta dando. La alegría de ver que se está tomando conciencia de que tenemos derecho a reclamar lo que nos corresponde. También, como decía el compañero, vemos que están todos metidos ahi adentro, y nosotros que tenemos que estar allá reclamando lo que nosotros queremos, estamos acá afuera, esperando una migaja de comprensión para permitirnos entrar. 
Pero acá estaremos, todos los días que sean necesarios, hasta ver si nos dan el sí de que no se pueden hacer cosas que no corresponden. 
Nosotros estamos para acompañar, nosotros no tenemos todavía este problema de las fumigaciones, pero no creo que estemos muy lejos. 
Tenemos que ser unidos, reunidos, y tener mucha confianza entre nosotros para poder lucharpor lo que a nosotros nos corresponde. Así como reclamamos por el agua, por la tierra, por la ley de bosques, por la educación, por la formación, por todo, queremos que estemos todos juntos. Compañeros, es la hora y el momento de que estemos todos unidos, por eso estamos acá presentes. 
Mucha gracias, buenos días para todos."
 
 
 
Carlos Julios, del Movimiento Campesino de Córdoba, comentaba que estaban presentes porque el Movimiento tien e que estar presente en estos acontecimientos históricos. Asimismo, afirmaba, creemos que el modelo que fumiga y que mata debe ser definitivamente expulsado de nuestras vidas, y que es inadmisible permitir que se siga muriendo y fumigando gente. 
Explicaba también que el modelo expulsivo de campesinos, el modelo que no vivir a la gente en el campo, que no deja al bosque crecer, este modelo que fumiga,que mata y que desaloja, no lo queremos para nuestro pueblo. 
En relación a la soberanía alimentaria, explicaba que consiste en el derecho de los pueblos a producir sus propios alimentos. Hoy se dice que para alimentar gente no queda otra alternativa que los agronegocios, y por lo tanto, fumigar, pero en realidad hay otros modelos de producción, y otros modelos alimentarios, como el respeto a los pequeños productores, locales y un estilo de vida que no ofende ni a la naturaleza ni al ser humano. Por eso el Movimiento Campesino se está luchando y se está presente en el juicio, expresó. 
Sobre el juicio, planteo que las expectativas del Movimiento es que sea un primer paso en la condena a quienes fumigan y llevan adelante este modelo, de manera de demostrar que no sólo es ilegal, sino que también es ilegal. 
También contaba que en el Norte de Córdoba ha venido charlándose las cuestiones del juicio en las asambleas de delegados, en las reuniones de equipo, en las escuelas campesinas, y todos los compañeros que han quedado allá están atentos a lo que pasé en Cordoba.
 
 
 
Intervención de Pablo, del MOCASE-VC, en el marco de la primera jornada del juicio por las fumigaciones en Barrio Ituzaingó: 
"Nosotros también estamos llevando esta lucha porque en nuestros territorios también se está fumigando y no se respeta el derecho a la vida, el derecho a vivir sanos, el derecho a un medio ambiente sano, donde la ley nacional el art. 41, nos brinda todos estos derechos y estas garantías que no se están cumpliendo. Por eso estamos aquí, y vamos a seguir estando las veces que sea, pero siempre reclamando jsuticia, porque aquí, este palacio mal llamado de justicia, nunca atiende nuestros reclamos. Nos pasa en todo el territorio argentino. De una vez por todas, impartamos justicia, queremos una vida para todos, una vida digna, donde las posibilidades sean para todos y no para unos pocos. Ellos son los que nos están matando día a día, y se dan el lujo de estar adentro, reclamando como si ellos no fueran. 
Me parece que es el momento de que el pueblo entienda que este modelo industrial, este modelo del agronegocio que está empobreciendo día a día nuestros territorios. Me parece que es el momento de tratar de frenar esto, porque si no lo frenan los movimientos sociales, los campesinos, los indígenas, los trabajadores, este es un modelo para unos pocos, y el hambre para muchos".
 

 

agrega un comentario