Julio López
está desaparecido
hace 4812 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Ver este artículo sin comentarios

Un arrepentido de Cambiemos¨: "El 100% de los aportes son truchos"
Por El Destape - Friday, Jul. 13, 2018 at 1:02 PM

13 de julio de 2018 | Un ex candidato del PRO contó el entramado secreto de Cambiemos para ganar las elecciones presidenciales y hasta denunció que parte del dinero viene de "coimas".

Un arrepentido de Ca...
0000514448.jpg, image/jpeg, 648x358

La investigación exclusiva del periodista Juan Amorín para El Destapedemostró cómo Cambiemos utilizó los nombres de beneficiarios de planes sociales para falsificar aportes a la campaña política de 2017 y afiliarlos al PRO. Ahora, también se reveló que usaron una modalidad parecida para ganar las elecciones presidenciales en 2015.

El empresario y ex candidato del PRO en Ituzaingó Osvaldo Marasco contó que hace tres años, se usaron los nombres de candidatos oficialistas para “blanquear” cerca de 40 millones de pesos como “aportes privados” en 81 municipios bonaerenses.

“El 100% de los aportes son truchos. Lo mismo con las cenas: inventaban una ‘cena de recaudación’ y decían que juntaban plata. Mentira, nadie hacía donaciones. La forma de blanquear la plata fue copiar las listas que mandamos a la junta electoral y ponerles montos de hasta 50 mil pesos”, explicó Marasco al portal Diagonales.

Además, sostuvo que todo ese dinero era manejado por el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y Diego Santilli, junto con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de campaña en la Provincia, Federico Salvai.

“Siempre estuvo Jorge Macri detrás de todo esto. La guita negra se manejaba en Av. Libertador 135 Vicente López en el complejo ‘Al Rio’. Ahí tienen un búnker, funciona una municipalidad paralela y hasta hay despacho de Vidal”, detalló el ex candidato.

En este sentido, explicó que los millones blanqueados provienen “de coimas que sacaron de la construcción de ese complejo” y que los funcionarios “se quedaron con los pisos de arriba de una de las torres”.

Por otra parte, también hubo empresas que pusieron plata en la campaña, “entre ellas los laboratorios medicinales”. Según Diagonales, uno de los nombres que figura como aportante es el de Eduardo Macchiavello, CEO del grupo Roemmers, el cual tiene el 40% del mercado de medicamentos en el país y cuyo comprador más importante es el PAMI.

Marasco reveló que, además, se usó la “caja política” de la ciudad de Buenos Aires en la campaña. “Federico Salvai, Alex Campbell y todos los cercanos a Vidal”, contó, “se manejaban con plata de ñoquis de la Capital Federal” y “todo lo manejaba el ministro (Edgardo) Cenzón, que era el que manejaba la plata negra del PRO en Capital”.

Por último, se refirió al silencio de la gobernadora y explicó que se trata de “la política del ‘oso’”, una táctica que, según el ex candidato, utilizan “Marcos Peña y Durán Barba para casos como este”, por la cual cuando sale a la luz “algo que es verdad”, la estrategia es “hacer el oso y no publicar nada”.

agrega un comentario


Vidal pone la trucha
Por Martín Granovsky, Página 12 - Friday, Jul. 13, 2018 at 1:06 PM

Vidal pone la trucha...
na01fo01_3.jpg, image/jpeg, 648x364

Inza fue la responsable de la tesorería del PRO y afronta denuncias por aportantes falsos. Imagen: NA

El mismo día en que se vio obligada a hablar por primera vez sobre el escándalo de los aportes truchos a la campaña del PRO, la gobernadora impulsó la candidatura para la Contaduría General de la Provincia de María Fernanda Inza, una de las principales denunciadas por el financiamiento ilegal.

Uno de los ídolos del macrismo, el español Mariano Rajoy, cayó por un caso de financiamiento ilegal de su Partido Popular. Pero como su jefe político Mauricio Macri, María Eugenia Vidal se mueve ligera, como si las complejidades del mundo no existieran. Si no hay cambios de último momento Vidal se apresta a designar como contadora general de la provincia de Buenos Aires a María Fernanda Inza, denunciada penalmente por su presunta participación en la recaudación irregular del PRO. Fue la tesorera de la campaña legislativa del 2017.

La gobernadora dio instrucciones a su bloque en el Senado bonaerense de que votase una terna que incluyera a Inza. El bloque cumplió con celo. Los votos le alcanzan. Sobre 46 senadores Cambiemos tiene 29, Unidad Ciudadana-Frente para la Victoria 11, cuatro son de PJ-Unidad y Renovación y dos del Frente Renovador. Los cuatro del PJ responden a los intendentes. Los peronistas votaron juntos.  

La Contaduría, según reza su propia página web, tiene funciones de “asesoramiento, control interno, registro e información de la gestión económica financiera”. Inza ya es la mano de derecha de Vidal como secretaria de Legal y Técnica, un cargo que no requiere aprobación del Senado. 

El periodista Juan Amorin escribió que Inza “es creadora de las afiliaciones y los aportes falsos de 850 personas pobres en 2017, y es quien designó a su tía de 84 años como responsable en 2015”. 

En 2017 las listas fueron encabezadas por Esteban Bullrich y Gladys González para el Senado nacional y por Graciela Ocaña como diputada. Los tres callan sobre las denuncias. Confiaban en un blindaje eterno pero, dice Vox Dei, todo tiene un final. Ayer en General Villegas a Vidal no le quedó más remedio que afrontar una pregunta en público.

“Hay una situación que tiene que ver con los presuntos aportantes no reales de la campaña”, escuchó Vidal. Y respondió así: “Hicimos la rendición de fondos. No hay nada que ocultar. En estas denuncias que se hicieron sobre algunos aportantes pedimos una auditoría sobre esa rendición de fondos y nos presentamos a la Justicia. Es una denuncia del kirchnerismo pero no importa de dónde venga. Nos presentaremos. Presentaremos todos los papeles. Y, lo que es más importante, la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos tiene lagunas, tiene deficiencias. Por eso creemos que lo mejor es que haya una nueva ley que contemple que los aportes sean bancarizados. Así no queda ninguna duda sobre quién aportó o no aportó y quién firmó o no firmó un recibo”.

Vidal es la presidenta del PRO bonaerense. 

La senadora María Teresa García, presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, la denunció por la supuesta comisión de los delitos de usurpación de identidad, falsificación de documentos, lavado de activos y violación del secreto y la privacidad. La denuncia abarca también a otros dirigentes del PRO bonaerense como el intendente de Vicente López y vice primero del PRO Jorge Macri, el intendente de Lanús y vice segundo Néstor Grindetti, el jefe de Gabinete y secretario general Federico Salvai y la contadora Inza como tesorera.

Duración

La demanda de García fue presentada el 4 de julio. Al día siguiente, el 5, Vidal anunció que postularía a Inza para un puesto que dura cuatro años, o sea que excede su mandato. A esa altura ya se conocía la salida del contador general Gastón Messineo. 

El texto detalla que muchos de los aportantes son beneficiarios de planes sociales. “En su mayoría se trata de personas pobres que residen en el Conurbano Sur de la Provincia de Buenos Aires, muchas de ellas en la Villa Itatí del Municipio de Quilmes”. Según la senadora la difusión del tema está llevando a que cada vez se conozcan más casos de gente que figura en los listados “sin haber hecho ninguna contribución dineraria real”. El documento pide investigar si se utilizaron bases de datos de Anses y del Ministerio de Desarrollo Social. Otro punto a determinar es si se blanquearon “aportes de dinero cuyo origen no es conocido y podría provenir de actividades ilícitas o de personas físicas o jurídicas prohibidas en el artículo 15 de la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, como empresas concesionarias de servicios u obras públicas”. 

Entre otras medidas de prueba, García solicita en el punto cuarto de su demanda una auditoría contable al PRO de Buenos Aires en los últimos ocho ejercicios económicos de su historia, desde el 3 de junio de 2010 hasta hoy.  

PáginaI12 pudo saber que el juzgado electoral no quiso recibir la denuncia alegando que ese día era tarde y que entonces recayó en el juzgado de turno, el número tres. Por el mismo tema La Alameda pidió una investigación judicial y el senador Gustavo Traverso también lo hizo en Junín. (Ver aparte en estas mismas páginas). La denuncia de La Alameda ya generó que el juez Sebastián Casanello cite a los primeros 50 testigos.

Traverso fue el encargado de cuestionar en el Senado la candidatura de Inza. “Nos preocupa que en la terna hay una persona que tiene responsabilidad en la rendición de cuentas del frente Cambiemos en Buenos Aires en 2015 y 2017”, dijo. Recordó que había una denuncia del candidato radical a intendente de Pehuajó, Jorge Mas. Mas, de Cambiemos, aseguró que figura como aportante de 50 mil pesos para la campaña presidencial de Macri pero que nunca los puso. “No sé por qué usaron mi nombre”, dijo.

“Ante la posibilidad de que la Justicia tome cartas en el asunto, cosa que debería hacer por la cantidad de testimonios, y ante la eventual inhabilitación para ejercer cargos públicos de entre seis meses y diez años, nos preocupa que forme parte de la terna”, argumentó Traverso.

De 47 años, Inza fue subsecretaria técnica de la Presidencia de la Nación y jefa de Gabinete de la Secretaría Legal y Técnica porteña, donde entre 2008 y 2011 ofició de directora general técnica y administrativa. En la universidad pasó por la subsecretaría académica de la Facultad de Ciencias Económicas.

El domingo último PáginaI12 publicó en exclusiva una nota con declaraciones de Roberto Daniel García, un concejal de Avellaneda que fue 14 años dirigente del PRO. Tras contar que en muchos casos dirigentes y concejales figuran como aportantes sin haberlo sido, definió García: “Esto es una estafa y es lavado de dinero”. 

agrega un comentario


“Como docente es imposible que yo aporte eso”
Por Irina Hauser, Página 12 - Friday, Jul. 13, 2018 at 1:07 PM

“Como docente es imp...
na05fo01_4.jpg, image/jpeg, 648x364

Esteban Bullrich y Graciela Ocaña siguen sin hacer referencia al escándalo sobre el financiamiento de su campaña. Imagen: Télam

Una candidata a concejal del PRO en General Villegas negó que hubiera puesto dinero en la campaña | El nuevo testimonio que desmiente la lista de supuestos aportantes a la campaña de Cambiemos vino desde las propias filas del macrismo. Silvia Moreno fue candidata a concejal en General Villegas, el lugar en el que ayer estuvo Vidal.

General Villegas es cuna, entre otros municipios bonaerenses, de aportantes fantasma a la campaña del PRO. Y, paradójicamente, es el lugar donde la gobernadora bonaerense finalmente habló del tema después de un largo silencio, en un intento por cargar la responsabilidad a lagunas de la ley de financiamiento y a los denunciantes sin asumir un modus operandi que oculta el origen del dinero usado para hacer proselitismo. Silvia Moreno es docente, directora de dos jardines de infantes municipales en General Villegas, y en las elecciones primarias de 2015 se postuló para concejal en la interna abierta del PRO. Ahora se encontró en la lista de aportantes a las elecciones presidenciales de entonces como si hubiera donado 38.000 pesos para Cambiemos. “Se imaginarán que como docente estoy lejos de poder aportar ese dinero”, le dice a PáginaI12. En rigor, toda la lista completa de candidatos a intendente, concejal, suplentes y consejeros escolares aparece aportando cifras muy elevadas: entre 13.000 y 50.000 pesos. El esquema se repite en Tres Arroyos, Monte Hermoso, Carmen de Patagones, Pehuajó, La Plata, Junín, entre otros tantos puntos de la provincia de Buenos Aires.

“Villegas es un lugar chico. Acá la gente te cruza en la calle y te pregunta ¿Realmente aportaste eso? Y tengo que explicar que no, que es verdaderamente imposible. Ni me pidieron que aportara, ni me pidieron que figurara. Simplemente tomaron mis datos y me pusieron ahí. Supongo que los tenían porque fui candidata a concejal en las primarias de 2015 por el PRO. Como la línea donde yo estaba perdió, dejé de participar y lo que venía no me interesaba. Yo siempre me dediqué a la docencia, y cuando uno acompaña estos proyectos políticos, lo hace como vecino, para mejorar lo local”, ilustra Moreno al hablar con este diario. “Ahora –explica– estoy más concentrada en la pelea por la educación. Pero la escucho a Vidal y se conjuga todo: para ella la culpa la tienen los que denuncian y los docentes”. Los jardines que Silvia dirige son el 917 y el 901. El primero funciona con 60 chicos en una pequeña casa provisoria a la espera, desde hace ocho años, de un edificio cuya obra aún está inconclusa. El segundo tiene 330 niños, en dos turnos. Ella dice que no tiene energía para impulsar una denuncia, pero se sumará a quien la haga porque espera “un esclarecimiento”. “Estoy segura –remarca– que ninguno de los candidatos que estaban en esa lista puso dinero de verdad”.

Ariel Moreno, que trabaja hace dieciocho años en el sector administrativo del Concejo Deliberante, era otro de los integrantes de la lista. Era candidato a concejal en la interna también. Dice que tiene un recuerdo borroso de haber escuchado a alguien preguntar si había interesados en aportar a la campaña, pero de lo que está seguro es que él no puso ni un peso. Sin embargo, figura como si hubiera entregado 32.000. “No es real, yo no los puse. Es evidente que se ha utilizado información de algunas personas que estaba en poder del propio partido. Quizá los que estaban en condiciones de poner dinero lo hicieron. No era mi caso”, le explica a PáginaI12. “También apareció mi esposa, que era candidata a consejera escolar como suplente.”, agrega. Se llama María Andrea Ranalli, y aparece con una donación de 13.000 presos para el PRO. “A mí, la verdad, esto no me sorprendió para nada”, concluye Moreno.

La lista de precandidatos de PRO en aquel entonces, en aquella interna, la encabezaba Horacio Lorenzo, quien quedó fuera de juego en las primarias. El aporte que figura de su parte para la campaña presidencial es el más alto: 50.000 pesos. Cuando se enteró, el fin de semana pasado, informó que, en efecto, la lista completa que lo acompañaba aparecía con aportes de campaña: “No pusimos dinero para ninguna campaña. Por qué se hacen esas cosas, lo desconocemos. Nos juntamos para intentar aportar al pueblo donde vivimos, era una lista de toda gente laburante (…) fuimos víctimas de un abuso de los organizadores de la campaña de Cambiemos, pero así está el país”. Los nombres de aquella lista que figuran con donaciones son 19, por un total de 511.000.

A pesar de las evidencias, en ese mismo municipio fue donde ayer Vidal dijo que “no hay nada que ocultar”, que la ley tiene “lagunas y deficiencias” que habría que corregir y que los aportes sean siempre bancarizados, y que de todos modos “es una denuncia kirchnerismo”, lo que intentó luego relativizar agregando “aunque no importa de donde venga” (ver aparte). En rigor, hay varias pesquisas en marcha, pero las primeras no fueron del kirchnerismo. La primera es una investigación preliminar del fiscal electoral porteño Jorge Di Lello, que se enfocó en aportantes falsos a la campaña de 2017 en la provincia de Buenos Aires donde fueron candidatos Graciela Ocaña y Esteban Bullrich. La segunda está en el juzgado de Sebastián Casanello y apunta a posible lavado de dinero. Se originó con una denuncia de Lucas Schraerer, de La Alameda. El punto de origen fue el hallazgo del periodista Juan Amorín, de El Destape, del que surge un denominador común: las personas cuyas identidades fueron utilizadas el año pasado son pobres, beneficiarios de planes sociales y monotributistas sociales. En la provincia sí hizo una denuncia la senadora bonaerense Teresa García, donde apunta directo a la gobernadora Vidal, como presidenta del PRO, también por los aportes de 2017. García pidió que se incauten todas las fichas de afiliación del PRO, porque muchos aportantes también aparecen como afiliados contra su voluntad. Esa causa quedó activada esta semana con el requerimiento de la fiscal Ana Russo ante el juez Ernesto Kreplak.

Según publicó Diagonales hay otros municipios donde aparecen aportantes de 2015 que niegan haberlo sido, con montos similares. Serían 81 municipios en total, según señala la publicación, donde hay listas completas de donantes electorales truchos. En Carmen de Patagones los candidatos figuran con donaciones por 530.000 pesos en total; en Tres Arroyos, por 517.000 pesos. Ese es el monto promedio de cada municipio. En teoría, ya existe una causa abierta por estos casos de aparentes falsos aportantes de la propia política que tiene María Servini de Cubría a raíz de una denuncia que dijo haber hecho Jorge Más, que encabezó la lista e Cambiemos en 2015 en Pehuajó.

agrega un comentario