Julio López
está desaparecido
hace 5326 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

El temporal quebró el único puente que le da conexión a los vecinos de Punta Querandí
Por Lorena Tapia Garzón / Tiempo Argentino - Monday, Nov. 10, 2014 at 12:48 PM

Cada vez más aislados, y sin respuesta del Municipio, los habitantes del espacio que fue declarado “sitio de la memoria” redoblan las denuncias a la empresa que construyó el country lindero por las inundaciones, la privatización de caminos y calles.

El temporal quebró e...
545ffdd59e8f9_621x349.jpg, image/jpeg, 621x349

Por: Lorena Tapia Garzón

Un sitio público y arqueológico, ubicado a la orilla del Canal Villanueva y la calle Brasil, en Tigre, que está sitiado por custodios de seguridad privada armados que controlan a quienes pescan o nadan cerca; un helicóptero que sobrevuela casi todos los días; mansiones construidas sobre humedales que impiden que el agua se filtre cuando llueve e inunda los terrenos linderos; una calle perimetral pública que fue cerrada por el barrio privado San Benito que se convirtió en el estacionamiento de los feligreses de una capilla privada. Y un puente, el único acceso que tiene Punta Querandí para comunicarse, que se desmoronó con el último temporal y que dejó aisladas a las familias que viven en el lugar y que se quedaron sin el ingreso del camión que les lleva agua potable y sin ambulancia en caso de emergencia. Por si todo esto fuera poco, nadie del municipio se hizo presente en el lugar, aun cuando el agua se llevó lo poco que los vecinos tenían.

Mientras tanto, el country San Benito permanece inmutable, como si el temporal que azotó a miles de personas en el Canal Villanueva no hubiese pasado por allí. “La culpa no es nuestra, deberían tener sus casas a 4 metros de altura”, les dijo Jorge O´Reilly, el dueño de le empresa EIDICO S.A, la principal constructora de countries en la zona, el lunes pasado, cuando el agua todavía los ahogaba. La respuesta del hombre del Opus Dei, amigo del ex intendente Sergio Massa, vino a cuento del reclamo de los representantes del Movimiento en Defensa a la Pacha -MDP- para que cumpla con la ley y abra la calle que convirtió en estacionamiento. “Nos dijo en la cara que va a hacer jurídicamente todo lo posible para no abrirla”, contó a El Argentino Zona Norte -EAZN- Pablo Badano, del MDP.

Esa calle no es el único acceso al lugar que cerró el empresario: con la construcción de los barrios privados San Benito y San Marcos también bloqueó el camino de la Vía Muerta, que permitía el ingreso en auto a Punta Querandí desde Maschwitz-Escobar- y Benavídez-Tigre-. Uno de los vecinos que esta semana se vio tapado por el agua fue el primero en iniciar el reclamo. Carlos Arrambide contó a EAZN las peripecias legales que emprendió cuando el country llegó para cerrarle el acceso a su propia casa. “O te vas, o te hago penales”, contó que le dijeron después de que presentara dos medidas cautelares para que no cerraran la Vía Muerta. Así fue como le construyeron un puente portatil, el mismo que ahora se desmoronó, pero que desde hacía cuatro años denunciaban su fragilidad. “Cuando vine a vivir acá, hace 10 años, había liebres y nutrias. De repente, con los barrios privados, no hay más. Alambraron hasta el río: ¿desde cuándo el río es privado? Tiraron árboles, rellenaron humedales. Hoy el agua sube y no tiene dónde bajar, cada vez que llueve paso días inundada y me tengo que autoevacuar porque nadie viene a ayudarnos”, contó Alejandra Ramírez, otra vecina.

A pesar de que Punta Querandí fue declarado hace unos meses “espacio de la memoria” y de “interés municipal” -porque en ese lugar, además, se encontraron restos de desaparecidos en la última dictadura-, las vallas, las garitas y los alambrados avanzan cada vez más, y los pocos vecinos que quedaron subsisten como pueden: sin agua corriente, sin cloacas, sin calles, con luz precaria y encerrados por barrios privados y vigilados.

agrega un comentario